ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Entrevista: Víctor, cantante de Malos vicios

Víctor. Malos vicios ¿Cómo va la gira?

Sí. No es para tirara cohetes pero ha ido gente y ha funcionado. Petar no hemos petado, pero hay sitios donde no esperábamos a nadie y ha ido mucha gente. Ahora como ya no esperamos gran cosa…puede ser que sea por eso, por las expectativas, simplemente disfrutar del momento y que la gente que viene se lo pase bien; pues lo miras de otra manera. Hemos estado a gusto, lo pasamos bien y la gente respondió.

¿Llenáis más en casa o fuera?

Más fuera. En Castellón no solemos… el tópico de nadie es profeta en su tierra parece ser cierto. Ahora, ahora, parece ser que después de mil años he notado que me han llamado de algún medio de comunicación, una atención que no nos habían prestado nunca.

¿Crees que tiene algo que ver Internet?

Sí, porque nunca hemos tenido una infraestructura detrás para poder llegar a más sitios, que estén todos los discos en las tiendas disponibles. El boca-oreja y la red social han hecho bastante. A nosotros nos ha llegado la red social cuando ya teníamos un camino hecho, y eso es importante. Ahora es más difícil, actualmente es hasta contraproducente porque hay demasiada oferta y la gente no se sienta un momento a escuchar un disco y prestarle atención, es todo demasiado efímero. Yo he vivido la época en la que te comprabas una maqueta, un disco y le prestas atención al disco, al libreto…y ahora eso se ha perdido. O tienes una campaña detrás enorme o un golpe de suerte enorme o es muy complicado. De todos modos, tiene cosas muy buenas la red. Nosotros que no tenemos a nadie que nos promocione el tema de conciertos, vía Internet, blogs, Myspace, Twitter y demás hace que la gente se entere, porque sino la mayoría de gente ni se enteraría de que tocamos.

Ahora con José Luis… parece estar bastante puesto en el tema.

Él es de esa generación que no hemos sido el resto. Ahora no tengo tiempo, pero como tampoco he crecido con esto no me he puesto nunca. José Luís sí, se mueve muchísimo. El resto somos del tema más físico.

¿A favor o en contra de la piratería?

No lo prohibiría. Simplemente eso siempre ha estado y estará. Yo me he grabado cassettes y ahora la gente baja cedés. Yo prefiero que un chaval se baje mi disco a que no lo tenga, a mí me beneficia. Entiendo que Ramoncín y sus secuaces como no pillan su parte del pastel se mosqueen, pero yo no voy a vivir de los discos.

¿Y en caso de que pudieses vivir?

Yo creo que estaría a favor de una piratería controlada. A ver, no se puede controlar porque nunca se ha controlado. A ver, es lo que te decía, antes éramos cinco colegas, cada uno se compraba un disco y todos nos grabábamos el disco de los demás. Siempre ha estado. Creo que todavía hay gente que seguirá yendo a comprar un cedé que le guste de verdad, pero es una plataforma que va a desaparecer, el formato físico tiende a desaparecer. La culpa de la piratería la tienen las discográficas. Se ha abusado mucho con los precios. A cualquiera le dan una manzana pagando y una gratis y escoge la gratis.

¿Consideras que sigue existiendo el punk o por el contrario se ha diluido la esencia?

Depende de cómo lo entiendas, si el punk como actitud o como música. Como música sí, como actitud no. A día de hoy estamos muy acomodados, no pasamos –relativamente- penurias. El punk está muy devaluado; hay gente que llama punk a estar en la calle bebiendo kalimotxo y metiéndose Speed. Para mí es punk salir a tocar con un grupo punk con traje y corbata, es estar contra el sistema. El punk podría ser música agresiva que salió en los 70 en contra de un estado precario para los jóvenes, ahora es una marca.

¿Cómo salen las canciones en Malos Vicios?

La música muchas veces de una idea que te sale en casa y después en el ensayo, entre todos, la afinamos. Generalmente Juanito tiene unos riffs muy buenos, yo hago un estribillo…y vamos moldeando. Las letras dependen de los días, del estado de ánimo, de lo que leas, de cómo estés. Ahora mismo estoy en blanco, llevo una temporada que no me sale nada. Pero a veces lees un artículo en un periódico y te cala de tal modo que te sale una letra en unos minutos, o un reportaje en la televisión, o un libro…o una vivencia. Ahora estoy tirando más de lo personal que de lo exterior, estoy más encerrado en mi espacio personal.

En una entrevista de 2002, cuando salía el discoAl mal tiempo…mala cara, decíais que “el disco nos gusta pero no está producido tal como querríamos”, ¿sigue pasando eso después de tres discos?

Yo creo que es la enfermedad del músico. Nunca haces una cosa y estás totalmente orgullosa de ella, sabes que se podría mejorar. Aunque sabes que está de puta madre, luego cuando lo escuchas… Hay canciones que la gente te dice “está de puta madre” pero yo ahí hubiera quitado esto y puesto esto otro. Siempre encuentras algo. Eso sí, yo creo que con el que más nos hemos acercado es con el último de estudio. Pero bueno, cada disco tiene su etapa y con una edad. Lo bonito es ir creciendo con los discos, y creo que Malos Vicios lo ha conseguido.

¿Has llegado a renegar de algún disco?

No, pero hay discos que me cuesta más escucharlos, El día menos pensao me cuesta por la producción y porque no creo que refleje exactamente…cambiamos mucho. Que no reniego, vale.

¿Y en el top uno?

El primero. A la maqueta le tengo mucho aprecio. Cuando salió casi se me saltan las lágrimas. Eres un chavalito y… la maqueta y la cintica. Además, con la portada que le había hecho…

¿Pones fecha de caducidad a Malos Vicios?

No. Yo creo que eso lo dirá… nosotros, supongo. No sé si nos cansaremos, porque nos gusta demasiado. Supongo que nos iremos diluyendo. Lo que no queremos hacer es, y esto apuntalo, separarnos para luego volvernos a juntar y hacer gira de reunión, que eso lo hacen ahora todos para vender. Creo que llegará un momento en que estaremos ensayando y…pero de momento no, tenemos cuerda para rato. No tiene fecha de caducidad porque hay canciones que se han quedado en la memoria de la gente y cuando has hecho discos y has calado… Por ejemplo en un concierto un chaval me dijo “conocí a  mi chica porque le dejé la maqueta y la canción ésta y tal y cual”… no vas a desaparecer nunca. Eso es bonito.

¿Consideras que Malos Vicios es un grupo de salas o de festivales?

De salas. En festivales no estamos cómodos. No solemos tocar mucho, la verdad es que somos de salas, del calor del público. Adonde vamos tenemos un colega que ha repetido. A lo mejor hay tres pero esos tres estuvieron el año pasado. Somos de sala.

¿Seguís poniendo al mal tiempo mala cara?

Ya no. Yo a veces sí, pero Juanito se ha hecho más optimista y dice “que no os podemos quejar” y le digo “tienes razón, tío”. El cambio de actitud a la mala cara fue  después del disco Por amor al arte, que casi lo hubiese dejadoAl mal tiempo buena cara porque hay que ser positivo, sino lo dejas.

¿A lo largo del día aprietas mucho los dientes?

Sí. Ahora menos, pero el trabajo… Pero diría que es bueno apretarlos, aunque dejando salir el aire. Hay que apretarlos para luego saltar, y morder.

¿Qué te sigue aportando la música después de tanto tiempo?

Experiencias, amigos, orgasmos… Hacer una canción que suene…cuando una canción funciona es una barbaridad. Muchas cosas. Conocer a gente que nunca habría conocido…y cuando estás en el escenario es un estado de… muchas veces…yo soy muy nervioso y tímido.

¿Y cómo te haces cantante siendo tímido? Es la figura más visible.

Ya. He tenido momento muy malos de cantante. Pero también muy buenos.

¿Un momento que recuerdes del os difíciles?

El primer concierto de cantante fue jodido. Pero bueno, te dices “estoy aquí, tengo que hacerlo y pa’ lante”. Hay noches malas;  estas allí, hay gente que venido a verte y debes dar el callo, y punto. Tienes días malos, por circunstancias personales, por lo que sea, y te cuesta transmitir entusiasmo y lo que quieres expresar con la música. No sale. No siempre sale como quieres.

¿A lo largo del tiempo has dado por imposible alguna reivindicación del as que cantas?

Es verdad que al principio eres muy utópico e idealista, también por falta de información, pero la experiencia del a vida y los años te van poniendo en tu lugar. Supongo que he cantando cosas que no eran tan cercanas a mí como yo esperaba y que en realidad no se van a solucionar. Sí, seguro, de la primera época seguro.

¿En que afecta el nacimiento de tu hija a Malos Vicios, tanto a nivel musical como a nivel organizativo?

Bueno, de momento no hemos hecho un disco con ella entre nosotros, pero con más calma, te tomas las cosas de otra manera. Sabes que tienes una responsabilidad enorme, que no eres el centro del universo; hay una personita ahí y todo pasa a un segundo plano, todo, y por supuesto la música. Bueno, la música no, el grupo. Afecta para bien, porque lo ves todo con más positivismo, también te cuesta más salir por ahí a tocar. Pero creativamente cuenta para bien.

¿Crees que el próximo disco será más tierno?

No. Será más punk. Seguro que alguna letra será un poco más moña… Será un disco maduro, más visceral y espontáneo, canciones muy cortas y directas. Yo pienso que va a gustar.

¿Buscarás en el disco lo opuesto a la vida tranquila que tienes en casa?

Pero si no paro. No, las canciones van sonando y estará equilibrado.

¿Para cuando el próximo trabajo?

Queremos entrar a grabar antes de final de año. No sé si es posible, si hay pasta. Si conseguimos pasta este verano con algún bolo… Nos lo pagamos todos nosotros. Pero sí, hay ideas, hay canciones, hay ganas y sobre todo hay gente que nos quiere escuchar.

¿Y cómo ve tu pareja que te tengas que ira tocar?

Ella sabe lo que hay, y de todas maneras lo compaginamos. Si no se puede hacer un concierto no se hace; simplemente buscamos una línea en la que se pueda convivir y tocar. Yo irme a tocar tres meses por ahí no me voy a ir, ahora bien, si tengo que salir seis fines de semana para presentar un disco ella entiende que tenemos que hacer y lo hacemos. No hay problema, está hablado.

¿Has cambiado alguna idea a raíz de tener tu hija?

Cambié antes. Cuando lo dejé por un tiempo ya me lo tomé de otra manera y volví a disfrutar de la música. Con la chiquilla pues más aún. Ahora disfruto más, antes estaba más por el qué dirán, a ver adónde llego…por lo que rodea la música, no por la música. Ahora es las canciones, sonar bien, hacer un buen concierto, vaya quien vaya, tocar en una sala donde tengamos un mínimo de respeto y ya está. Antes era tocar con quien fuera, donde fuera. Son temporadas del a vida. Cuando eres joven crees que te vas a comer el mundo.

¿Es la música ahora algo más espiritual?

Puede. Ahora llena. No es tan trascendental, pero sí algo que forma parte de nosotros. Una buena canción, una buena película forman parte de tu vida. Una escena, un olor…yo asocio canciones y olores, me retrotraen a momentos de mi vida. Eso es bonito.

¿Qué dirías a los grupos que empiezan ahora?

Calma. Hay que tener ambición pero dosificada. Es difícil para un grupo que empieza porque tiene el ímpetu de tocar, tocar y tocar…pero se cansan rápido porque hoy en día la cosa está difícil. Que se guíen por el instinto y por las emociones, que se olviden de lo externo, que va a ser complicado porque en ese momento priman el ambiente, el colegueo, el alcohol, las drogas…es así. Pero que no se olviden de que si hay cuatro o cinco tíos juntos es para crear una banda.

¿Escuchas grupos nuevos, tanto a nivel nacional como a nivel internacional?

Sí. Ahora menos por tiempo pero siempre estoy oyendo la radio, comprando revistas…me gusta estar en la actualidad de lo que sale nuevo. Lo último de My chemical romance me gusta mucho y nacional unos chavales que hay en Castellón que se llaman Aluminosis que lo hacen muy bien; MargenZero, que son de Lérida, tienen una maqueta grabada y son la hostia, un nivel internacional y apenas tocan. Y que me haya sorprendido…lo último de Malos Vicios, está muy bien. (risas)

¿Qué significa grabar un directo para vosotros?

Un pastón (risas). Es una especie de recapitulación, un alto en el camino y decir “hasta aquí hemos llegado y echemos un vistazo atrás”. No tiene mucha más importancia, simplemente una excusa para salir de gira, que le gente no se olvide del grupo y volver a grabar canciones que no quedaron del todo bien y que gracias al directo las hemos podido grabar de la manera que ahora sonamos. No soy especialmente amigo de los directos, editados.

Vítor. Malos vicios 

¿Quieres añadir algo más?

Agradecerte la entrevista y que vayas a nuestros conciertos.

SABICIO (rúbrica)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14/04/2011 por en Entrevistas, Música y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: