ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica ‘La vamos a liar!!’ [Porretas]

Porretas La vamos a liar   El último disco de estudio de Porretas, Once, data de 2008. Han pasado infinidad de cosas desde entonces, unas buenas, como el aniversario de los 20 años; y otras nefastas, como el abandono por enfermedad de Roberto Mira, cofundador de la banda, y su posterior fallecimiento en julio de 2011. Dos años después de la fatal noticia, los de Hortaleza se enfrentan a La vamos a liar!! (Maldito Records), un puñado de canciones autoproducidas marca de la casa. El disco, grabado en los Estudios Oasis, es simple y llanamente Porretas: colegueo, fiesta de barra y nostalgia. Como era de esperar, en el disco guarda un especial homenaje a Rober, aunque todo el LP está impregnado de su esencia. Asimismo, el décimo tercer trabajo de los madrileños guarda alguna que otra sorpresa.

   La vamos a liar!! empieza elegante, ya que Tengo que entrenar, el primer corte, abre con un piano. Sin embargo, y de forma paulatina, el tema va entrando en el sonido Porretas de toda la vida, sobre todo por lo característico de los coros. El track habla de hacerse mayor, y cómo el ser humano lo percibe por pequeños detalles, como son los cambios de hábitos. También refleja la distorsión que se produce a lo largo del proceso de aceptación, que mantiene la mente por un lado, el querer, y el cuerpo por otro, el no poder. Para completar lo que es el tema, el grupo tontea con el reggae a mitad del tema. El disco continúa con el primer single del disco, Tripis, un ska muy bailable que narra lo que le sucedió una vez a Pajarillo; un colocón de esos tontos que sin querer hace perder el norte, y mientras uno cree no parar quieto, en realidad apenas se ha movido. Se podría entender que el tema lleva en sí moraleja: no te metas lo que no puedas controlar, puede acabar mal.

   El segundo tema es el preludio de un tránsito por la vertiente más intimista y nostálgica del grupo. No me mires que no te oigo aborda la transformación de las relaciones con el paso de los años; más concretamente el momento en que las cosas parecen iguales pero son distintas y resulta imposible volver a punto de origen. Un claro ejemplo de canción hecha desde la madurez. Mención especial a las interesantes guitarras que adornan el tramo final. Tras ésta, el tema clave del disco, Soñé, un sentido homenaje a los que ya no están, como por ejemplo Pepe Risi, Antonio Vega o el sempiterno compañero de batalla, Rober. En ocasiones, el cerebro juega fantásticas pasadas y trae a la memoria imágenes deliciosas: “Sé que también aún sigue ardiendo Madrid, recordando a los dos, cuando estaban por aquí”.

   El disco también tiene su lado crítico, y uno de los temas que lo ilustra es El gran engaño, mezcla de corrido mexicano y guitarras eléctricas. El corte en cuestión habla de la situación precaria que vive el país, atendiendo especialmente a la clase trabajadora: “Jodido el pueblo, jodido el obrero”. El track también sirve para ver cómo Bode ejerce las labores de segunda voz de Porretas. La sorpresa salta otra vez con La vamos a liar, tema que da nombre al álbum. El cuarteto se sirve de sonidos celtas para un tema 100% fiestero, rock de gaita con el que brindar alzando el vaso, un candidato perfecto no sólo para los directos del grupo, sino para todos esos bares del género, en el que Porretas tiene un lugar preferente.

Porretas

   Después de la jarana, es momento de bajar el ritmo con Volverán, un medio tiempo en el que se apuesta por la nostalgia, por la esperanza de que todo vaya a mejor, aunque en el fondo se sepa que las cosas pasadas quedaron atrás. Un dibujo de lo imperfecto bajo la careta del optimismo, el mismo que vertebra Me levanto de nuevo. La pista ocho transmite que no hay que dejarse vencer, por mucho que haya pasado; es necesario venirse arriba y como ellos afirman, “levantarse de nuevo”. La prensa también tiene un lugar en La vamos a liar!!, y no precisamente favorecedor. Pijota calvorota echa en cara al cuarto poder la manipulación informativa de los medios, y a su vez reclama un periodismo que refleje lo que sucede, no un maquillaje en base a intereses. Asimismo, auguran el declive de esta rama del sector, porque “torres más altas han caído”.

   La idiosincrasia de Porretas queda plasmada en To’ palante. La fórmula consiste en caminar -recordando a los amigos-, luchar y encontrar en el día a día cosas que contar, extrayendo todo aquello que denote acción y vitalidad. Un canto a los matices del alrededor cotidiano. Y todo el mundo está en disposición de seguir el consejo. El tema once, Yo no he sido, vuelve por los derroteros del ska, aunque en esta ocasión para dar un palo a la clase política y su actitud de negar todo, hasta cuando han sido pillado con las manos en la masa. La misma negativa se da cuando el ciudadano reclama lo que le pertenece.

   Finalmente, La vamos a liar!! ofrece cuatro versiones de temas que gustan al grupo, a cada cual más atractiva. Destacar que Porretas únicamente ha tomado prestada la melodía, ya que la letra es original de los madrileños. Dos vienen en la edición física, La Trini Robinson (Mrs. Robinson de Simon & Garfunkel) y Casi lo mato (Rock’n’Roll High School de Ramones). La primera hace referencia a una vecina de cuando el grupo empezó, a la que instan a bailar más rock and roll para alargar la vida; la segunda responde a un incidente en una noche de borrachera ajena. Las otras dos aparecen en el formato digital, Cuando sales con los colegas (American Idiot de Green Day) y Siempre acabas igual (Looking out my back door de la Creedence Clearwater Revival). En este caso, ambas recurren al colegueo y la fiesta que éstos llevan consigo.

   En definitiva, el décimo tercer trabajo de Porretas sigue ofreciendo los dos caminos por los que siempre ha transitado el grupo: por un lado el mundo en el que vive, la realidad; por otro el mundo del que vive, su pensamiento, donde las cosas son diferentes. Y mejores. Asimismo, demuestra que pocas bandas como Porretas saben transmitir con tanta sencillez la sensación de añoranza y experiencia aplicadas a lo mundano. Es una gran noticia que los de Hortaleza sigan a la carrera, de no ser así el mundillo los echaría de menos. A fin de cuentas, se han ganado un hueco en el más alto escalafón del rock.

SABICIO (rúbrica)

Si te ha gustado, puedes seguirnos en:

FACEBOOK

TWITTER


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27/02/2013 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: