ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica ‘E.H. Calling’ [Kaótiko]

 Kaótiko E.H. Calling  Los Kaótiko, uno de los grupos de punk rock más reputadas del país, firman su octavo disco, E.H. Calling (Baga-Biga), título (Euskal Herria llamando, en español) que referencía claramente al London Calling de The Clash. El trabajo, grabado en los Estudios Higain de Usurbil (Gipuzkoa), producido por el mismo grupo junto a Jimmy de Soziedad Alkoholika y masterizado por Jose Mari Rosillo, tiene una palabra clave: homenaje. A la banda británica, al décimo aniversario de la muerte de su vocalista, Joe Strummer, al fallecido Iñigo Cabacas y a la banda de Vitoria Falta de Riego. Esto se traduce en un sonido más duro y directo.

   Los tres minutos del primer corte son el anzuelo perfecto para que te quedes a escuchar los 37 restantes. Psycho transmite fuerza a raudales y rabia no contenida. El tema a tratar es tan moderno como actual, esa cada vez más pronunciada presencia (sobre todo en EE.UU.) de jóvenes potencialmente peligrosos en las escuelas, la mayoría debido al poco tacto de su alrededor, que en ningún momento se plantea un ejercicio de empatía. El proceso de transformación no se da por azar, así que quizá seamos más culpables de lo que a simple vista parece. Por ello, deberíamos tenernos miedo a nosotros mismos; todos podemos ser psicópatas. Citando a Plauto, Homo homini lupus (el hombre es un lobo para el hombre). Cabe destacar el excelente estribillo, una cuenta atrás que anticipa el fatídico desenlace.

   Bola de cristal destila sexo y vicio, pero también dependencia, desesperación y fatalidad. E incluso por este orden. Aunque lo primero que salta a la vista es la predilección por el guitarreo, algo bastante presente a lo largo de E.H. Calling. Lamentablemente, este tema no suena redondo, muy probablemente debido a la composición métrica del verso, forzado por el abuso de encabalgamientos y las sílabas alargadas en exceso. No hay ritornelo, sólo la repetición de estrofas sin una estructura concreta (multiestribillo). Presa viene marcada por un inicio pausado, casi reflexivo, en forma de balada. Es una crítica a la censura de los medios, o a la autocensura en aras de otros intereses mayores. También, aunque de soslayo, a la corrupción del país. En el global, queda la connivencia entre ambas esferas, la política y la informativa. A todo esto, el tema apunta a la confluencia entre los conceptos de “presa”, que da nombre al tema, y “prensa”, la temática; el primero como consecuencia directa de la falta del segundo.

Kaótiko

   “Tiros de nieve mandan”, “una lagrima en mi rostro”, “ella fue quien te exprimió la vida”… Son muchas las imágenes del triste pasado que ofrece Así es la vida. No obstante, vale la pena su permanencia en la mente como aprendizaje de un círculo vicioso que se ha repetido infinitas veces. Como última instantánea, la más recurrente y a la vez más impactante: “La música, el recuerdo en el bar”. Pista con un sonido concreto, el de las eléctricas; pista con un nombre propio, el de Malkon, cabeza visible de Falta de Riego. Es costumbre de Kaótiko que el LP contenga un tema en euskera, y éste es el corte cinco, Hitz egin begiekin, con letra de Xabier Silveira y la participación de Fermín Muguruza. Las palabras sólo son palabras, y en ocasiones vacías de contenido. Sin embargo, otras partes del cuerpo, como los ojos, hablan desde lo profundo de la persona. Hechos, no palabras.

   El enfrentamiento entre la pobreza urbana y el rico desilusionado es lo que ofrece Triste historia. Una clara diferencia sitúa a cada uno en un extremo de la vida. El primero ha aprendido a valorar los pequeños detalles; el segundo se ahoga en un vaso de agua. Ahora bien, eso no quita que entre ambas formas de vida exista la injusticia social. Es por ello que el cierre del tema es un homenaje en forma de mención a Historia triste de Eskorbuto (“Pasan los años, pasa tu vida; pasan los meses, pasan tus días; pasan las horas, también los minutos, este puede ser tu último segundo”). Mención especial al interesante solo de guitarra a mitad de tema. Otro de los tracks importantes de E.H. Calling es la metalera Recarga, que tiene a Juan de Soziedad Alkoholika colaborando en la línea vocal. Junto a Jhony cantan contra la represión en las calles, acción ciudadana que está despertando reacciones de años pasados. De ahí la reiteración en el título. Un tema ágil y rápido que tiene su punto culmen en el estribillo, que auna desgarro y lamento. Asimismo, versos como “archivo eliminar” marca la frontera entre el mundo moderno y los años pretéritos. Con este corte nueve el trabajo de los Kaótiko toca hueso. El quinteto reclama justicia por Iñigo Cabacas, hincha del Athletic muerto en 2012 debido al impacto de una pelota de goma lanzada por la Ertzaintza. Como señalan los miembros de la banda en rueda de prensa, es hora de “alborotar”.

Kaótiko   Los informativos vuelven a ser un punto disconformidad en Diario de un preso, aunque en este caso como marco del día a día tras las rejas, ansiando la libertad. El rumor no es noticia, pero el mal tiempo de Euskal Herria tampoco. Fuera de juego destaca por sus coros reiterativos a la par que combativos (Cierra el puño, el puño en alto), así como por la ubicación en las gradas de un estadio. Las rabiosas guitarras de los Aguayo guían Nuestro momento, canción protesta que deja patente la crispación y el hartazgo de la sociedad, motivo por el cual el grupo insta al contraataque. El tema recoge significativamente el título del álbum, esa idea de llamar a la ciudadanía para el cambio. Genial el final de furia que se pierde con el eco del reverber. También el estribillo amenazante. Lástima que la concatenación de infinitivos (cantar, cambiar, luchar…) empañe un poco el resultado.

   Un sonido punk de los 80 abre Una mal sueño, donde Kaótiko critica cómo la locura domina cualqueir faceta del mundo actual, capaz de cometer todo tipo de atrocidades; desde recortar los derechos humanos hasta dejar morir a niños. Este corte once vuelve a incidir sobre la idea de que el ser humano es un peligro para sí mismo, una plaga capaz de exterminarse sin ayuda de nadie. Como detalle, la sensación de que El Drogas es la segunda voz. Un leve tirón de orejas: “Si la mierda valdría dinero naceríamos por el culo”. Es contundente, pero valiera o valiese.

   El homenaje a la banda de Agurain Falta de Riego se completa con una versión de Policía asesina, aunque para la ocasión se ha optado por poner al tema el nombre del grupo. El título original condensa con concreción la temática de los poco más de tres minutos, donde las fuerzas de seguridad toman nombre de improperio. Finalmente, Cuervos, una estocada a la religión, por las arcas llenas, la doble moral y el miedo que ejerce la iglesia, esta última vertiente muy presente en los trabajos de 2013.

   E.H. Calling es ligeramente diferente a lo que han presentado los vascos hasta el momento, un paso hacia delante en su carrera, todavía ascendente. En segundo plano queda la permuta melódica, en primera página un sonido potente y la crudeza de los temas; producción muy acorde a los tiempos duros que corren. Lo que no cambia es el espíritu combativo e inconformista del grupo. Tampoco la falta de himnos futuros. No queda otra que reconocer el empaque de E.H. Calling, por la caña que contiene y la concisión de las pistas, que suben enteros con unos coros extremadamente fértiles, tanto que son capaces de convertir cualquier estrofa directamente en estribillo. Garantía de éxito dentro y fuera del escenario.

SABICIO (rúbrica)

Si te ha gustado, puedes seguirnos en:

FACEBOOK

TWITTER


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19/03/2013 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: