ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica ‘Nada nos puede parar’ [Trashtucada]

Nada nos puede parar - Trashtucada   Trashtucada, una de las bandas más en forma del panorama rocanrolero actual (junto con La Raíz y Desakato), tiene nuevo trabajo en la calle, Nada nos puede parar. El disco se encuentra en descarga directa desde su web y ha sido grabado, mezclado y masterizado por Javier Rondán en los estudios Audiorama de Puerto Real (Cádiz). Diez cortes que muestran cómo la banda chiclanera sigue descubriéndose a sí misma, aunque sin olvidar lo cosechado hasta la fecha.

   En el inicio ya se percibe la continuidad respecto a Y no es broma y Tírate del puente, porque Nada nos puede parar abre con Intro III (cada disco tiene la suya), dos minutos en los que el grupo juega con la electrónica, el ska y el rocanrol. Le sigue el tema que da nombre al trabajo, Nada nos puede parar. Ésta se centra en el concepto movilización ciudadana, en todas sus vertientes: Gamonal, marea multicolor, preferentistas, parados, desahuciados… Apunta a pegar fuerte, sobre todo por su carácter dinámico, su faceta bailable y los toques de humor: “prepárense para un futuro de abuelas insumisas”. Precisamente este corte entronca con la maravillosa portada, obra de Lobón Leal, donde se plasma a la perfección la idea de colectivo enfurecido que ataca en masa. Cabe reconocer que merecería un análisis aparte.

   En línea ascendente encontramos Volante, culo, carretera, pista que bebe sin duda alguna de De festi? Vale (“lo cosechado hasta la fecha”). El grupo ha entendido que el público es soberano y no se han cortado un pelo a la hora de concebir una segunda parte. Con ellos, volvemos de festival, perdemos la cartera, la sudadera y charlamos amigablemente con el primero que pasa. Al acabar, aparecen los señores de verde y oscurecen el ambiente. Ritmo enérgico en las percusiones y exigente en los vientos. Sólo da una concesión al descanso, la de Eli en forma de salsa.

   El corte cuatro, Mi destino, se descubre como una cumbia (este género va ganando adeptos a pasos agigantados dentro del rock mestizo) que paulatinamente se intensifica hasta cotas casi hardcore. Aunque el título haga referencia al futuro (o por lo menos eso se desprende del vocablo destino), el corte trata el presente; del quejarse por pensar en el ayer/mañana y no actuar por el bien del hoy. Vuelve sobre la premisa principal del disco, o la completa, ya que se podría que el presente debería motivar la imposibilidad de pararnos. En modo balcánico arranca Quiero mi oportunidad, que cuenta con la colaboración al acordeón de Dani Cívico (un habitual en los trabajos de estudio). Asimismo, se unen a la fiesta Samuel Forero con la tuba y Rampli a la guitarra flamenca. El grupo trata las diferencias de clase, y se centra en las dificultades que tienen los estratos sociales más bajos a la hora lidiar en un entorno altamente competitivo, donde sólo los ricos aspiran a tener oportunidades. “Ésta es la era de sálvese quien pueda” ejemplifica de forma hábil y certera el sentido de la canción. El tema ofrece diferentes vertientes del sonido Trashtuco, que va desde lo alegre y combativo del estribillo hasta las incursiones de sonidos propios de su tierra. Ello, aderezado con el pseudo hip hop de Juanmi y coros femeninos.

Trashtucada banda

Mota, Robe, Cri (agachado), Javi, Eli, Juanmi y Juanako // FOTO: Trashtucada

   El corte seis, Te lo imaginas, afianza la vertiente heterogénea de Nada nos puede parar. Un coro sinfónico se abre majestuoso y optimista para dar paso al rock combativo de Trashtucada, sus coros rimbombantes y el scratch de Dj Dagger; la custodia perfecta para la insurrección virulenta del pueblo: “no hay revolución sin causar destrozos”, “imagínate, matando poderosos, riendo al verlos caer” y “robémosles la vida” son claros ejemplos. La bomba… El paso siguiente, Buscan donde no hay, nace casi como una sitcom de los 90 (echarle un vistazo a la cabecera de Friends), aunque simplemente es un espejismo, ya que los ritmos caribeños y el buenrollismo de la temática se acaban imponiendo. Cabe recalcar que la letra sufre ligeramente el efecto anestésico de la trompeta y la batucada de Joselito Villegas (“póngame una copa, de lo quiera menos de Europa”).  Por lo demás, una respuesta a por qué el hombre habita el mundo, para vivir. Y el que no lo entienda así es porque “busca donde no hay”.

   En la misma línea de viva la vida del corte siete llega el ocho, Me gusta. Los Trashtucada se abonan a la sencillez vital (“el cigarrito de después”, “la siesta2 y “echar la primitiva”) y pertrechan una guasona composición que bien podría ser acusada de síndrome de peterpanismo. Da para relajarse, con el reggae, y para bailar, con el ska soterrado bajo una pátina electrónica. El grupo se vuelve a poner serio con Ya nunca lloverá, un reggae que resta banalidad a la juerga de Nada nos puede parar. Se corroboran así las facilidades que tiene la formación de Chiclana para configurar dulces melodías que se tornan potentes al albor de las guitarras y la batería. Nos encontramos -quizá- ante una de esas pistas que pasarán desapercibidas, pero que sube enteros el global del LP.

   Finalmente, el disco echa el cierre con Estamos trabajando en ello. La crítica satírica en formato electro swing, muy en la línea de Caravan Palace o Parov Stelar. Para ello, han contado con la colaboración de Kuplay en la producción electrónica y del rapero Juanito Golpe (11007) al micrófono. No falta el “relaxing cup”.

   Trashtucada confirman el buen momento que están viviendo. Su tercer disco, de poco más de media hora, es una obra de contrastes, tanto a nivel estilístico como de ideas. Quizá la lírica no sea tan afilada como en Tírate del puente, pero es innegable su capacidad de atracción, en parte por la excelente labor de los músicos. No sería arriesgado apostar por este Nada nos puede parar, y a buen seguro que más de dos y de tres cortes llegarán lejos en el repertorio de la banda.

Nada nos puede parar (2014)

  1. Intro III
  2. Nada nos puede parar
  3. Volante, culo, carretera
  4. Mi destino
  5. Quiero mi oportunidad
  6. Te lo imaginas
  7. Buscan donde no hay
  8. Me gusta
  9. Ya nunca lloverá
  10. Estamos trabajando en ello
SABICIO (rúbrica)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10/07/2014 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: