ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica ‘Buen viaje’ [Desakato]

Desakato Buen viaje   El cuarto álbum de Una de los factores más importantes para nosotros es que se trabaje con madera certificada, de explotaciones sostenibles. Éstas garantizan el futuro de sus bosques y fomentan el crecimiento de la masa forestal. Consideramos que cuidar el entorno es una inversión para nuestro presente y sobre todo para nuestro futuro. Conservar la biodiversidad, reducir la deforestación y contribuir a paliar los efectos del cambio climático son los pilares de nuestra postura. Asimismo, es nuestro deber como individuos influir positivamente no sólo en los hábitos de producción sino también en los de compra. está entre nosotros. Pocos trabajos tan esperados como el de la formación asturiana, ya que en el último año y medio han visto cómo sus acciones -musicales, claro- se ponían por la nubes. Lo nuevo se llama Buen viaje (Descarga directa): grabado en ACME Studios & OVNI Estudio (Navarra) por Miguel Herrero y Pablo Martínez, masterizado por Kike Sanchís y Miguel Herrero en Green Desert Mastering. Once cortes que suponen un paso más de la banda en el largo camino hacia la búsqueda de un sonido propio.

   El plástico nos recibe con Estepa, una introducción que bien podría ser entendida como una canción sin letra. Lejos de introducirnos stricto sensu en lo que será un Buen viaje, ésta forma parte de la materia, pues con el paso de las notas, poco más de dos minutos, gana cuerpo hasta transmitir la sensación de terreno llano pero convulso por los ataques climáticos. Por desgracia, corre el riesgo de caer en el agujero negro de las intros y perderse para siempre. Todo lo contrario le sucederá al segundo corte, Héroes. La potencia de los instrumentos y la intensidad de las voces no hacen otra cosa que refrendar la calidad del grupo y responder a por qué el grupo está hoy en día donde está. Se muestra rápida y combativa, directa a la testa. Asimismo, dignas de mención las posibilidades de la dupla Pepo/Pablo: ideal en las réplicas, magnífica la alternancia y adaptadas de forma milimétrica al contenido. “Asume tu papel” -dicen-, una llamada a la acción en toda regla.

   No contentos con parir un tema cargado de caña, todavía intensifican más la velocidad con La tormenta. Desde el principio ya contamos con la presencia de la gaita, un icono del espíritu Desakato. El corte aúna a la perfección las tres patas del grupo: el punk rock, la intensidad de la gaita y un punto metal-hardcore. Todo junto para ofrecer lo que probablemente es el hit del disco y lo que a buen seguro será una indispensable del repertorio. Y es que el corte huele a directo, porque es vertiginoso, llegando casi a lo épico. Desakato plantea la tormenta como el paso previo al huracán, el momento en que las armas se alzan y la guerra comienza.

Desakato

Pepo, Gabri, Pablo, Nano, Dani y Mario // FOTO: Desakato

   Pánico en Frankfurt (título que no sé por qué me retrotrae al steampunk) abre tirando de riff, mostrando los mejores mimbres instrumentales de Desakato. Asimismo, supone una pausa en la línea contundente de baterías y guitarras. Irónico que un tema que nos habla de abandonarse a la adrenalina, donde el “caos noquea a la razón”, se presente como uno de los pausados. La vuelta de la gaita viene con Trompetes de Xericó, que también calza bable. Tal vez exista en ello una intención explícita de defender a las minorías, pues trata el día a día que viven los ciudadanos de la ciudad Cisjordana: “estalló la tercera guerra mundial”, “ahora reina la muerte” y “sobrevivir es lo único que importa” ilustran claramente la realidad del territorio. A golpe de batería encaramos Combustión, corte contundente y pesado que guarda la explosión de energía para las postrimerías del mismo. De igual forma, destaca su carácter melódico, dominado por la voz dulce de Pablo y dejando en un segundo plano los arranques eufóricos de Pepo. Ambos plasman el paso del tiempo o la inercia con la que se vive, o más bien el momento en que uno se da cuenta de que la chispa ha quedado bajo capas y capas de experiencias vacuas.

   La rápida progresión del grupo ha hecho que se codeen con el primer escalón del rock, y esto se hace notar en La ira de los hambrientos, donde además de las dos voces de Desakato nos encontramos con Vikingo MD (Narco) y Fernando Madina (Reincidentes). Lo que ofrecen los asturianos es tan potente que añadirle un par de voces es garantía de calidad, aunque sea necesario matizar que el fragmento que canta cada uno de los invitados acerca al corte a la banda de procedencia. Esto, que simple vista puede parecer una nimiedad, pone en relieve el excepcional trabajo de Pablo y Pepo, pues con unos mimbres semejantes a otras bandas consiguen un producto totalmente diferente y original. Tema combativo antirepresión que navega entre el punk rock y el nu metal. Una pena que en directo no se pueda disfrutar del final a cuatro voces.

Desakato

Desakato, portada de RockEstatal (Nº 27)

   Como sucediese con anterioridad, volvemos a coger aire. Batalla final siembra el poso de la tranquilidad para subir progresivamente, aunque no es la melodía quien presta intensidad, sino el dueto a los micrófonos. Notamos en este corte ocho una preferencia por la lírica barroca -teniendo en cuenta el género del que se trata-. Planes de futuro, el cambio, el miedo… todo se difumina en el ejercicio de la retórica llevado a cabo por Pablo. El final nos deja en Cacería, tema donde las guitarras y los riffs son protagonistas indiscutibles. Bebiendo del hard rock y del hardcore muestra cambios de ritmos constantes, los suficientes como para transmitirnos la idea de que el instinto lucha en nombre de la razón con un simple y a la vez complejo objetivo: huir.

   El corte nueve, La noche, viste diferente. La voz de Pepo…la importancia del estribillo…la temática… Quizá sólo sea una simple percepción, pero la cuestión es que nos encontramos ante una versión de Aprieta’l Kulo. La obra original es notable, punk rock de la vieja escuela, pero una vez pasa por las manos de los asturianos obtenemos una pista distinta: con mayor profundidad, riqueza y poderío. “Rompiendo normas”. Finalmente llega Ritual, tres minutos y treinta segundos de Desakato, mezclando a la perfección dureza, velocidad y voces. Palo a la religión y a su venta de mentiras a precio de sacrificio. Hasta los 10 minutos (arranca en el minuto 6:00) nos lleva el bonus track, prácticamente desornamentado de melodía. Aun así, transmite crudeza, inocencia y evocación.

   Buen viaje rinde al máximo y explota la potencia de la banda hasta límites insospechados (el directo del grupo dará buena cuenta de ello). Por un lado, se puede apreciar un giro hacia sonidos más propios del metal, contundentes en las guitarras y atronadores en la batería; por otro, Desakato continúan apostando por letras combativas a la par que humanas, lírica sencilla pero con diferentes niveles de lectura (alegoría que encontraríamos en la portada). Es posible que los amantes del punk rock raudo y veloz se sientan desubicados al principio, pero con el tiempo acabarán valorando lo que es un magnífico trabajo. Desakato son el presente. ¿Y el futuro? Un largo trayecto, así que ‘Bon voyage’.

Buen viaje (2014)

  1. Estepa
  2. Héroes
  3. La tormenta
  4. Pánico en Frankfurt
  5. Trompetes de Xericó
  6. Combustión
  7. La ira de los hambrientos
  8. Batalla final
  9. Cacería
  10. La noche
  11. Ritual
SABICIO (rúbrica)
Anuncios

2 comentarios el “Crítica ‘Buen viaje’ [Desakato]

  1. Pingback: ¿Qué grupo tocó en más festivales? | ROCKTÁMBULO

  2. Pingback: Crítica ‘La teoría del fuego’ [Desakato] | ROCKTÁMBULO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 07/08/2014 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: