ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

La gran mentira del rocanrol

rocanrol  La primera entrada del año no será una crónica, tampoco un perfil. Ni siquiera una recomendación. Será una porción de bilis, baja en calorías, pero bilis al fin y al cabo. Básicamente, porque uno navega por el inmenso mundo del rocanrol virtual y lee, lo que tarde o temprano se convierte en la imperiosa necesidad de decir la suya. ¿Y sobre qué versará este texto? El título, robado en parte de Aris (Transfer/Sin Propina), lo dice bien claro: La gran mentira del rocanrol.

   ¿Qué problemas tiene el rocanrol de este país? Pues muchos y variados, aunque quizá ninguno de ellos sea el verdadero e inapelable culpable, sino la mezcla de todos. El pez que se muerde la cola. Vayamos por partes.

Gobierno: No repararé mucho en ello, pues poco se puede decir que no se haya dicho ya. El mayor problema, posiblemente, no sea la subida radical del IVA a la cultura y que con ello no se vendan discos ni se abarroten las salas de conciertos. El rocanrol dice lo que muchos no quieren oír, por lo que es normal que tampoco se le dé pábulo, e incluso tiene sentido que se le arrincone disimuladamente. Si los mismos grupos de rock no dan cobertura al material, el que sea, cuando éste no les deja bien, no debería resultar tan extraño que líderes y poderosos hagan lo propio con el rock, sobre todo cuando lo que hay en juego es un buen trozo del pastel económico del país. Hasta ahí, lógica pura y dura, por mucho que nos joda a los pro-rocanrol.

Salas y bares: El problema, en parte, arranca de una premisa bastante cercana a la del punto anterior. Son un negocio, y si el rocanrol no es rentable, no tendrá espacio. Para muestra, un botón: los grupos grandes abandonaron hace tiempo las salas pequeñas y tocan en locales donde los héroes del pop y el indie hacen de las suyas…

rocanrol   Ahora, bien, querría apuntar una pequeña excepción, las salas/bares que se jactan de apoyar a la escena del rocanrol. Muchos lo hacen, y se les agradece encarecidamente. Otros, sin embargo, se aprovechan de la etiqueta rocanrol para vender su producto mediocre. No engañéis a vuestra clientela y no os engañéis a vosotros mismos . Sois la costra del rocanrol. Si os declaráis el último bastión del rock, meted música rock en sus múltiples posibilidades, no los clásicos de siempre, porque de esta manera hacéis lo mismo que emisoras de radiofórmula, como M80 o RockFM, acartonar el circuito, darle la espalda e idiotizar el rocanrol. No es tan complicado abrir un poco la mente. El público consume -por desgracia- lo que le ponen delante de las narices, por lo que se precisa un mínimo de crítica y espíritu didáctico. Es triste tener que educar al público, pero así está el patio (y así lo cantan también los grupos de toda la vida). No resulta en absoluto complicado meter temas de bandas nuevas a la ya manida sesión plagada de éxitos, muchos ya caducos; qué son 7 u 8 canciones en una lista de 40 ó 50… además, a la larga todos son beneficios, porque lo más probable es que se acostumbren a los temas, quizá escuchen el disco y tal vez hasta acudan al concierto.

En el caso de los festivales, os remito a la sección Debates/Festivales.

Público: A grandes rasgos, el culpable con más papeletas de la rifa y el menos señalado. Porque oye, el pueblo es soberano y decide lo que le gusta. Y si escucha a los grandes, cómo objetar nada, si bebe de las raíces del rocanrol, la calidad suprema, los 5J de la música estatal… Una m*@-< como un piano. Me declaro totalmente en contra de esta premisa. Como ya he señalado anteriormente, “el público consume lo que le ponen delante de las narices”. Súmale a eso los puntos anteriores y ¿qué queda? Una mayoría que acaba consumiendo (ése es el verbo más apropiado) únicamente lo de siempre, creyendo, por un lado, que los grupos de ayer nunca serán superados, y por otro, ignorando que el circuito del rocanrol se extiende más allá de los años 80 y 90. Sí, existe vida después. Hay tanta música, y tan buena, que darle la espalda es un indicio de pasotismo, pereza y dejadez. Pero lo peor de todo ya no es caer en ello, sino además negarlo y cargar las culpas al sistema cultural del país y a los medios por no dar cobertura. Éstos son un negocio, tu placer, no. Y recuerda, la virtud está en el término medio…

Grupos: La cuarta pata del banco, y la más importante, no podía quedar fuera del análisis. El percal está muy jodido, todos lo sabemos, ser músico es poco menos que un descenso al infierno, pero este artículo no está hecho para dorar la píldora, así que intentaré no ser condescendiente.

rocanrol   Lo siento, olvidad eso de triunfar con el rocanrol, porque sólo unos cuantos elegidos lo consiguen. Y no precisamente los que empiezan con esa idea. Iré más lejos. Conviene mentalizarse de que habrá pérdidas. La concepción de sacrificio previo es indispensable. Uno debe ser consciente del camino que toma: si te haces abogado, quizá ganes mucho dinero; si te haces periodista es bastante más probable que no… Y es que no entiendo cómo puede haber tanto grupo que empieza por placer y tanta banda quejándose de que se pierde dinero en esto del rocanrol… ¿Desde cuándo el placer sale gratis? ¿Desde cuándo conlleva un retorno económico? Si es así, yo quiero mis ganancias por asistir a conciertos…y por escribir estas líneas…

   Existen dos formas de entender un grupo: por amor al arte (venga topicazo) o como negocio, y gran parte del tejido del rocanrol acostumbra a mezclarlas. De esta manera, los que empiezan de forma ociosa acaban refunfuñando porque no sale a cuenta y los que tienen claro que el objetivo es vivir de la música acaban durmiéndose en los laureles y ofreciendo una imagen muy poco profesional. Se nota cuando un grupo se toma las cosas en serio.

   Por último, señalar cómo afecta la presencia de unos grupos a otros. Existe una cantidad ingente de grupos en la calle, con dos o hasta tres discos editados, y además malos. Un mercado saturado no ayuda en absoluto, y ése tal vez sea el mayor hándicap del rock; es lo que tiene la democratización de la música producto de las nuevas tecnologías. Y ya no entro en lo poco que se ayudan los grupos entre sí. Aquí cada uno hace la suya e intenta no perder pasta por su lado. Mientras eso siga así, malo.

rocanrol   Podría ampliar el texto y matizar un buen puñado de frases, pero el rocanrol no es una ciencia y esta entrada sólo refleja una de las realidades posibles. O ni eso… También podría haber comentado algo sobre los medios que cubren la actualidad del rocanrol, pero la mayoría son sin ánimo de lucro y tienen más de vocación que otra cosa. Suficiente hacen… Espero no levantar ampollas porque tampoco es mi intención. En resumen: Somos poco y mal organizados.

SABICIO (rúbrica)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 08/01/2015 por en Música, Opinión.
A %d blogueros les gusta esto: