ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Circle pit, el baile del rock

RockViña rock, Marearock, Leyendas del rock… todo festival que se precie tiene un Circle pit, pero ¿de qué va?

Viña Rock, festival, rock, punk, concierto

Circle pit, Viña Rock 2016 // FOTO: Viña Rock

   El twerking (perreo en lenguaje coloquial) es el baile de moda, una verdad como un templo, aunque apareciese a principios del siglo pasado y se recuperase en los años noventa. La mitad de los adolescentes se desviven por mover el culo y contorsionar la cadera cual robot estropeado, y la otra mitad se pirra -en plan morlaco- por presenciarlo y pillar algo. Afortunadamente, el rock es ajeno a esa tendencia, sobre todo atendiendo al odio que el circuito profesa hacia el reggaeton; sin embargo, nuestro rock no está al margen de las modas, porque al parecer está viviendo su propia tendencia en cuestión bailes: el Circle pit.

   El Circle pit tiene su origen en el mosh o pogo (no entraré en las diferencias), baile punk que consiste en saltar, chocar y empujar al ritmo que marca la música. El pogo se atribuye a Sid Vicious, bajista de los Sex Pistols, y lo creó para poder ver a la banda (todavía no era miembro) cuando iba a un concierto. Conviene señalar que el grupo tocaba en garitos sin escenario, por lo que la banda se encontraba a la misma altura que el público. Los géneros relacionados con este tipo de baile son el metal, el ska y sobre todo el punk hardcore. El pogo tiene un carácter violento, aunque no lo es per se, pues tiene reglas:

  • Intenta no dañar a nadie.
  • Si alguien se daña, ayudarlo.
  • No fuerces a nadie a entrar.

   Es decir, exprésate como te venga en gana, pero con cabeza. El pogo tuvo un éxito importante y rápidamente aparecieron nuevas modalidades. La más conocida es el Wall of death, donde el público se divide en dos bandos opuestos y en un momento de adrenalina corren en lo que podríamos definir como batalla campal, enfrentados. La segunda versión, que a día de hoy se ha impuesto rotundamente, es el Circle pit. Éste se asemeja mucho al Wall of death, pero en vez de crear dos grupos para que se enfrenten, se organiza un círculo y todos los participantes giran en la parte exterior. Cuando llega el clímax de la canción, el total de participantes se dirigen hacia el interior y ahí se produce el pogo.

   Según muchos estudios del tema, el pogo, el Wall of death o el Circle pit, entre otras formas de expresión en conciertos, tiene mucho de primitivo, como si de una danza guerrera se tratase. Otros postulan que responde a la necesidad que tiene el individuo de conectar con el colectivo, ya no sólo con los que están abajo, en la pista, sino con los que están arriba, sobre las tablas.

La práctica del Circle pit en el rock estatal

   Aquí encontramos el gran problema. La práctica del Circle pit tiene los mismos contras que el Viña rock o cualquier festival masivo, el público fomenta que se traicione el concepto. Matizo el ejemplo. ¿Verdad que los puristas se quejan de que los festivales son de todo menos una fiesta de la música? Pues lo mismo pasa con los Circle pit. Se han puesto de moda y lo que se produce en ellos es de todo menos un Circle pit.

   La práctica, hasta ahora limitada a los géneros musicales más duros y extremos, se ha extendido a géneros de música mestiza, donde tiene cabida la cumbia, el rock y la rumba. Esto a simple vista no es un problema, pero a la hora de la verdad el ejercicio se ha devaluado hasta el más absoluto ridículo. Y me refiero a las decenas -o centenares- de adolescentes organizando Circle pit simplemente por el hecho de aparentar ser los más duros del corral. La escena es tan penosa que llegan a abrirse círculos en baladas o en canciones pachangueras que hablan de tomar una cañita a la orilla de la playa…

Viña Rock, festival, rock, punk, concierto

   No estoy en contra de la violencia, ni mucho menos de apelar a los instintos más primarios, sobre todo si son el pro de la comunión. Ahora bien, sí me declaro totalmente en contra de que nos pongamos a hacer el mindundi como gallitos de pelea para alimentar el propio ego. Si se adquiere el gusto por entrar en batalla, que se elija bien la arena. A esto se juega con los mayores, nada de adaptar las circunstancias para salir victorioso cual tuerto en el país de los ciegos. No por ello dejarás de ser un tuerto más.

SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirnos en:

Rock

Rock

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 05/05/2016 por en Infotema, Música y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: