ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Rocanrol, solo y arrinconado

Rocanrol festivalesLos festivales de rock estatal están cometiendo un error imperdonable, dar la espalda al rocanrol primigenio. ¿Por qué?

Rocanrol festivales españa

   El contenido de esta entrada lo podría haber ventilado con tres minutos de Snapchat, o con un estado de Facebook, o con un tuit; ciento cuarenta caracteres y tira millas. O ni eso, ciento diez, una foto con fuerte carga dramática y a disfrutar otra vez del sol veraniego. Sin embargo, he preferido dedicar un día de la semana -aprovechando los especiales sobre festivales de estas últimas semanas- y extenderme un poco. Nada excesivamente largo, pero lo suficiente como para que la idea empape al lector. Vamos a ello: Alerta, no hay rocanrol en los festivales.

   Todavía no he realizado el recuento de los grupos que tocan en los festivales de este año, pero soy capaz de afirmar, sin miedo a equivocarme (y de vidente tengo más bien poco), que las bandas de rocanrol estándar no estarán entre los primeros puestos. Bueno, es de esperar. Pero es que tampoco creo que las encuentre en una segunda tanda. En un acto de reducción al absurdo soy capaz de decir que ni siquiera me tocará contabilizarlas, porque apenas habrá rastro de ellas. Muy pocos se hacen eco, pero canta a la legua. No hay bandas de rocanrol, el de toda la vida, en los festivales veraniegos. Es más, este año hay más festivales fracasados que festivales con una banda de rocanrol en el programa…

   El rock trompetero (ska, rumba) se abre camino entre los escenarios como los glóbulos rojos por la sangre, están en su habitad natural. Las letras apelan a la fiesta, el ambiente se torna colegueo fraternal y el instinto arrastra irrefrenablemente al baile. Por otro lado tenemos el punk, cada vez más presente. Aporta una dosis extra de mala leche y un motivo ético y moral por el que movilizarse; un eufemismo barato de movilización ciudadana. Puede parecer triste, o una bendición (según se mire), pero con estas dos tendencias los festivales tienen más que suficiente para armar un programa de doce horas diarias.

Rocanrol festivales españa

   Llegados a este punto encontramos dos senderos: el primero nos lleva por el camino del negocio. Tal vez el más distante y frío, pero no engaña a nadie. El rock no da dinero, ergo no se llama a bandas de rock. Total, para sumar pérdidas… mejor traer una formación novel con doce o trece trompetas y ver si cuaja. En segundo camino resulta más ofensivo, aunque a simple vista no lo parezca. Parte de una premisa mil veces escuchada: “Montamos el festival con todo el amor del mundo, y lo hacemos por la música”. Ha dolido, ¿verdad? Llamadme iluso, pero no entiendo esos festivales que se llenan la boca de alabanzas al rock y después dejan parte fundamental del mismo en la cuneta.

   Y miro con especial inquina a los grandes festivales (a partir de dos días). Si organizas un evento de un día, o de una tarde, entiendo que tires de “lo de siempre”. A fin de cuentas, debes acertar, si no te comes el marrón. Pero cuando la cosa se amplía a dos o tres días, con jornadas maratonianas de doce horas… ¿me estás diciendo que no cabe una banda de rocanrol?, ¿ni siquiera a primera hora de la tarde? No me lo creo.

   Reconozco que el rocanrol pasa un mal momento, muy malo, pero todavía se pueden encontrar bandas que añadan un extra de autenticidad al festival, y sobre todo, una pizca de pluralidad, que bien la necesitan. No me cortaré y pondré ejemplos (aunque algunos incluso no sean de mi agrado): Sínkope, La Desbandada, La Fuga, Gritando en Silencio, Luter, Por Instinto, La gran Chingada, A tiro, Kaxta, Caso Omiso, Silenciados, Memoria de Pez, Poncho K, Ciclonautas, Los Benito, Los Suaves, Stafas, Malaputa, Boni, Atajo, Ni media Ni guarra… La lista no es precisamente corta. Pero lo que añade más polvora al asunto es que si estuviesen disponibles bandas como Marea o Extremoduro, cada año serían cabeza de cartel, hasta serían el reclamo principal con el que atraer público.

Siempre hay excepciones

Rocanrol festivales españa Shikillo   Me gusta dar una de cal y otra de arena. O tal vez reconocer cuando alguien rompe con la tónica general del rock estatal. O quizá evitar la sensación de verdad absoluta que dispara contra todo y todos. Es por eso que apelo a la excepción. Entre la multitud de festivales que ofrece la península se puede encontrar uno que propone unas jornas bastante equilibradas, es la aguja dentro del pajar. Me refiero al Shikillo Festival. Sí, encontramos los grupos de siempre, los que se repiten una y otra vez en todos los festivales, pero también da cobijo a formaciones de rocanrol.

   Desde la más desinteresada objetividad, es decir, al margen de gustos personales, el Shikillo Festival recoge todas la tendencias que la cultura musical del rock ofrece. Es una cuestión de seña de identidad. Mientras otros festivales apuestan por lo local, como el Marearock, y otros por lo que más suena, como el Kalikenyo Rock, el evento de Candeleda (Ávila) apuesta por un programa global que atiende a multitud de tendencias.

SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirnos en:

Rock

Rock

Anuncios

3 comentarios el “Rocanrol, solo y arrinconado

  1. Pingback: 5 grupos que deberían estar en festivales | ROCKTÁMBULO

  2. Pingback: Crítica retro ‘Revolcón’ [Marea] | ROCKTÁMBULO

  3. Pingback: La estética del rock | ROCKTÁMBULO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 04/08/2016 por en Música, Opinión y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: