ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica retro ‘Una historia con las manos’ [Poncho K]

Poncho K lanzó su quinto disco, Una historia con las manos, en 2010. Un cambio sutil en la forma de las composiciones, pero los mismos buenos resultados de siempre.

poncho-k, una historia con las manos, rock, punk, musicaPoncho K, Alfonso Caballero Romero, empezó en el mundo de la música -rock, claro- a una edad muy temprana. Con veinte años editaba su primer disco, No quiero empates, una obra que sorprendió a conocidos y extraños, pues demostraba un desparpajo increible en la composición. Nueve años más tarde, y con una carrera ya asentada en el mercado musical, el sevillano atacaba de nuevo con un álbum de estudio, Una historia con las manos. Para entonces, la calidad del disco no se entendía como una novedad, sino como una exigencia. Se le presuponía. Y cumplió las expectativas.

Una historia con las manos cuenta con once temas, de los cuales un buen número de ellos, cerca del setenta por ciento, ha formado o forma parte del repertorio actual del cantante. Esto ya marca el nivel del compacto. Por otro lado, este dato también responde a que se establece este disco como un punto de inflexión en la carrera de Poncho K, una frontera que separa las obras primerizas, producto de la inspiración más pura e impetuosa, de las pensadas desde un punto de vista artístico; es decir, el fruto de la madurez musical.

Con Una historia con las manos, Poncho K volvía a mezclar de forma perfecta el rock apunkarrado con líneas andaluzas. Tal vez -y sin el tal vez también- sea el máximo representante en su estilo. La obra es una de las más transversales en lo referente a la temática. Porque encontramos los típicos lugares comunes del cantante, como son la vida punki, el amor o el sexo, pero además se tocan temas tan interesenates como el bullying e incluso se realiza un homenaje al escritor salamantino fallecido en 2016 Marcos Ana. El mismo poeta participa cerrando el álbum. La realción se fragua a raíz de que Poncho K leyera los texto de Ana.

Siguiendo la estela de las lírica, las melodías también visten más reposadas y tranquilas. El cambio del artista que presenta en el estilo respecto a obras anteriores, aunque ligero, dio para que las canciones conocieran espacios más propios del acústico. Algunas veces en formato dúo.

Lejos de ser una obra oasis, parece que  supuso el pistoletazo de salida para lo que a día de hoy alumbra Poncho K, canciones con gran carga poética, humanas y no tan enraizadas en el espíritu rebelde.

poncho-k, una historia con las manos, rock, punk, musica

SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirnos en:

Rock

Rock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23/02/2017 por en Música, Reseña/Crítica.
A %d blogueros les gusta esto: