ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica retro ‘Loco por incordiar’ [Rosendo]

Rosendo reinició su carrera con Loco por incordiar. Otro golpe encima de la mesa. Otro icono del rock.

Rosendo - Loco por incordiarAño 1983. Leño ponía fin a su andadura y dejaba tres discos, tres referentes del rocanrol hecho en España. Cisma en el rock patrio. Sin embargo, Rosendo Mercado, guitarrista de la banda, tenía en mente continuar dando guerra en esto de la música. En 1985, dos años después, veía la luz Loco por incordiar, su primer trabajo en solitario. Previamente, había tenido que superar problemas de índole legal con diferentes discográficas: Zafiro, RCA… El resultado fue la falta de tiempo para confeccionar un disco desde todas sus vertientes. Por ello, Ramoncín tuvo que poner la letra de Callejones, pues Rosendo sólo disponía de la parte instrumental.

Nos encontramos ante un disco tan sencillo como su autor; pero también con tanta piel como su autor. En sí, es el principal activo del cantante y uno de los motivos por los que Rosendo se ha establecido como el intérprete más querido y respetado del panorama estatal. El compacto desprende autenticidad y sentimiento a partes iguales (tal vez sólo igualada por Transfer y Sin Propina), cosa que consigue dando espacio y reflexión al entuerto vivido con las discográficas (Zafiero se quedó con los royalties de Leño por veinticinco años a cambio de su libertad). Casi podrían entenderse como una crónica del capítulo en cuestión.

Rosendo - Loco por incordiarEn lo estrictamente musical, Loco por incordiar posee tres piezas imprencindibles (tirando por lo bajo) que marcarán un antes y un después de la música: la que da nombre al disco, Pan de higo y, sobre todo, Agradecido. En las tres se entrevé un rollo canalla y chulesco muy propio de Carabanchel. Además, y como el resto de composiciones, muestran unas formas de hacer que no niegan influencias del exterior, pero que sí adquieren un foco donde prima la esencia de la calle y de lo próximo. Estamos ante treinta y cinco minutos de rocanrol sin fiestas ni postureo, sólo rocanrol de corazón.

Como curiosidad, destacar que el compacto estuvo a punto de titularse Agradecido. Asimismo, la trayectoria de Rosendo ha calado tanto en el imaginario estatal que sus canciones han dado nombre a otras bandas, como en el caso de Pan de higo (formación afincada en Barcelona).

Por todo, tanto Loco por incordiar como Rosendo Mercado tienen un espacio preferente en el rock estatal español: el primero como símbolo de una generación y triunfo de la constancia ante las adversidades; el segundo como leyenda de la música, una raíz a la que regresar.

Rosendo - Loco por incordiar

SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirnos en:

Rock

Rock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 05/04/2018 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: