ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica retro ‘A mi manera Volumen 1’ [El noi del sucre]

Tras finalizar Los muertos de Cristo, Lorenzo Morales inició El noi del sucre. Irrumpió en el circuito con  A mi manera Volumen 1.

El noi del sucre - A mi manera Vol 1Veinte años en la música, concretamente en Los muertos de Cristo, dan para mucho. Lo suficiente como para iniciar un nuevo proyecto sin que nadie pueda mirarte por encima del hombro de buenas a primeras. Con esos antecedentes, Lorenzo Morales, alma mater de dicha formación, decidía abrir una nueva etapa: El noi del sucre (apodo por el que se conocía a Salvador Seguí, anarquista asesinado). Los mimbres eran parecidos a los mostrados en su anterior banda, pero sin duda, la cosa iba más allá, suponía un escalón superior en cuanto a creación artística. No sólo era un proyecto musical, sino que daba pie a pequeños lazos con otras disciplinas, como el teatro o el cine.

Más allá de la vertiente del directo, trabajada como pocas, el grupo decidió que su primera aparción en formato disco tendría como nombre A mi manera Volumen 1. Éste se establecía como una absoluta y explícita declaración de intenciones. Y no sólo por dar a entender que la formación iba a hacer lo que le diese la gana, premisa que ya demostrada con Los muertos de Cristo, sino que El noi del sucre se prefiguraba como una banda de largo recorrido y con una idea global del mensaje (de ahí partirlo en entregas). En ello había un poco del ocaso de los muertos y su Rapsodia Libertaria (tres volúmenes que estuvieron a punto de aparecer con la actual banda).El noi del sucre - A mi manera Vol 1Lo más llamativo de A mi manera Volumen 1 es que un cincuenta por ciento de las pistas responden a adaptaciones de otras canciones, que son llevadas al terreno combativo, pasadas por el filtro de la ironía y marcadas con la señal de la sátira. Así, asistimos a cómo A mi manera, de Paul Anka (en sí, una versión de Comme d’habitude, escrita por Claude François y Jacques Revaux) se convierte en un himno subversivo; cómo Soy rebelde, de Janette, pierde toda la inocencia; y cómo Luche contra la ley, de Loquillo, se torna un tema antimonárquico.

Como extra, el álbum cierra con una versión (para que la cantes como te salga… a tu manera) karaoke de la pieza popularizada por Frank Sinatra. Esto, de todas todas, no hace sino marcar el fuerte espíritu entre festivo y teatral de la obra, todavía más enfatizado con las dos pistas instrumentales (parte 1 y parte 2). Esto, perfectamente, se puede advertir en los directos de El noi del sucre, donde no escatima un ápice con la puesta en escena.

Aun así, las dos pistas que más destacan del trabajo son Ya no hay locos y, sobre todo, La paloma de la paz, que se aventuran a una partitura que mantiene a las tropas agazapadas durante parte del verso para explotar en estribillos llenos de intenciones, coros y fuerza, de los que las pistas, prácticamente, no se bajan.

Por último, conviene remarcar la apuesta de El noi del sucre por la autogestión, lejos de las directrices encorsetadas e interesadas de la industria discográfica, lo que motiva la aparición de libros, documentales, conferencias y otro tipo de materiales con los que matener el proyecto a flote.

El noi del sucre - A mi manera Vol 1

SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirnos en:

Rock

Rock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26/04/2018 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: