ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica ‘La química del caos’ [Carroña]

Carroña se marca un excelente segundo disco, La química del caos.

Carroña - La quimica del caosTres años después de su primer trabajo, Gaupasa intimista, y con una gira de dos años en medio, Carroña vuelve al campo de batalla con un nuevo disco de estudio, La química del caos (Rock Estatal Records).El álbum, grabado en El sótano estudio (Iker Piedrafita), en Artica (Navarra), consta de doce temas que llevan un paso más allá el canon del rock urbano, pues además de una lírica cuidada, las melodías se aderezan con una pizca de rap y un sonido potente.

El contador de los minutos se pone en marcha (Hay que morir primero) con el sonido de un cardiograma y un corazón que late. Recordemos que Gaupasa intimista dejaba al grupo en coma, por lo que es preciso despertar. Una cosa es el caos y otra la incoherencia… Por lo visto, durante este tiempo los miembros han estado disfrutando (de gaupasa) y creando, cosa que nos dejan claro en la letra de la canción. De forma autoreferencial, respecto a su primer trabajo y al nombre de la formación, establecen una premisa fundamental que ellos cumplen: “Pa ser carroña hay que morir primero”. Estamos ante un inicio arrollador: por la batería, que golpea con tesón; por el riff de la guitarra, que es un imán; y por la rabia de las voces.

Ya en materia, nos llega el single (escogido de forma unánime), Mariposas kamikazes. Se inicia con sirenas, y aquí sí empieza el caos que reza el título del elepé. Punk rock contundente que se acerca bastante al hardcore. La batuta vocal está en manos de Kata, que de manera esporádica cede el protagonismo a Dani para algo así como un rap acelerado. El estribillo, endiablado, hará las delicias de quienes vayan buscando gresca y además ocupen las primeras filas en directo. Tras escuchar este corte, entendemos lo de la química, porque la cosa funciona francamente bien, tanto como la eufórica noche (y pasada ésta) de estupefacientes en que se centra la canción.

Carroña - La quimica del caos

Dani, Kimi, Raúl, Ángel y Kata // FOTO: Carroña

Más melódica es Mano a mano, que además cuenta con miembros de Skalone (parte de la banda de Iratxo). En este caso, el rapero pasa a ser el centro de atención, salvo en el estribillo, con un acertadísimo Kata. El relevo de voces, la fortaleza de concatenar estilos con un solo clic, los instrumentos llenos de garra y, sobre todo, esa aliteración que nos lleva “de timba en timba, hasta la tumba […] casi nos tumba” —que se queda cosa mala— son pura tralla. En ella, Carroña nos presenta una partida en la que perfiles diferentes deben unirse para recorrer un camino común. De haber sido el single de La química del caos, nadie habría puesto el grito en el cielo, porque otra cosa no, pero convencer lo hace con creces.

Entre las pistas más largas del compacto tenemos Que no me entero, con ciertas hechuras de balada durante el primer tercio. Después transitamos por el rap y el hard rock. Sin embargo, y de forma bastante importante, lo que más destacan son las dos voces, que saben en qué momento forzar la máquina y cuándo vivir de simples astillas en el quemadero. Habla de dejarse llevar, pero aguantando lo mejor posible; es decir, sin caer. El salto de pista nos deja en El arte del perdón, con Marcos de Gritando en silencio. Nace con un espíritu muy punki, producto del tono de Kata, aunque con un trasfondo tan rockero como romántico, producto de la colaboración. Canalla sería la mejor definición de su esencia, que brilla en el fraseo, constante e intenso. Ahora bien, tal vez las dos voces protagonistas sean demasiado parecidas. La letra se centra en la discusión de una pareja, que además se asimila con una guerra en la que no gana nadie. Entonces, ¿vale la pena?

Carroña - La quimica del caos

Clic para acceder a su Facebook

Cruzando la mitad del disco tenemos El piorno [un arbusto], donde al inicio el ritmo decae ostensiblemente. La batería, que tira bastante de caja, y un ritmo constante dejan una melodía un tanto pesada. Curiosamente, el aspecto melódico se hace presente cuando entra Dani en escena; el resto luce austero. Tirando de tópicos, el tema más oscuro. A ello ayuda el puente, que se encara con el bajo y se mantiene con el ímpetu puntual del resto de instrumentos. Canción de autoconocimiento, aunque el remate venga del cliché femenino. Funk, reggae, rap, punk… todo eso atesora No somos de seguir las normas. Además, un estribillo que golpea —y golpeará— en tu cabeza como un puñetero tic: es sencillo, directo y altamente convincente. Por si fuera poco, la composición dispone de un trato genial de la batería, unas guitarras metaleras, coros y arreglos de producción. El título, así como el estribillo (coincidentes), encierran lo fundamental del mensaje; filosofía de vida, cueste lo que cueste, aprovechando lo bueno y asumiendo lo malo.

El tema donde Carroña despacha toda la rabia es ¡No! Imposible ser más escueto. Y si la cosa va de entrar a machete, ahí tenemos a Podri de Rat-Zinger. Apenas dos minutos de locura con una lírica que va por faena, tanto que el estribillo queda difuminado entre el arrebato. Crees que sí, pero no. Los madrileños desempolvan la nostalgia en Faust ’n’ roll, ya que practican un rocanrol en el que repasan los referentes pretéritos del género. En la pista tienen cabida bandas tan dispares como Rosendo, Janis Joplin o Eric Clapton. Eso sí, se hace hincapié en los estatales con guiños velados: a Platero y tú, Barricada o el de Carabanchel. Como los iconos de esta canción, te hará sentir mejor.

El bloque final del álbum tiene un carácter más intimista, que se intensifica a medida que nos acercamos a la meta. Amor y asco en Carabanchel —referencia a la obra de Hunter S. Thompson— se mueve en mares de rock urbano, en mayúsculas. Es un corte que apela a la rama más estándar del género en cuestión. Y no podía ser de otra manera, ya que estamos ante un homenaje del quinteto a su barrio de procedencia. Kata maneja verso y estribillo dejando constancia que domina perfectamente este tipo de composiciones. A un paso de acabar La química del caos recibimos un pequeño corte de minuto y medio, Un vago rumor, donde Dani recita en éxtasis versos de amor. Quizá demasiado dramatismo.

Una dupla de guitarras clásicas acompaña al dúo vocal en la pista final, Suenan disparos, una canción intimista con mimbres de balada y aroma a recinto pequeño. Los más de cuatro minutos, que entonan el paso del tiempo en la vida de Carroña, exponen el ámbito privado y personal de la banda, dejando un intenso y sabroso sabor de boca a nostalgia bien digerida. Y sería un broche perfecto al compacto de no ser porque éste viene apuntalado por un extra en forma de blues, con aires unplugged y ambiente de taberna.

Gaupasa intimista, a pesar de tener uno de los mejores títulos del rock estatal y poseer grandes temas, ofrecía un resultado un tanto irregular; sin embargo, la banda parece haber dado con un sello propio con este La química del caos. Han aumentado las revoluciones, han afinado las composiciones y se han alejado de las pautas establecidas del rock urbano. Como consecuencia, les ha quedado una obra disfrutable, que engancha y donde el rocanrol adquiere otra forma. Afortunadamente, para escuchar este disco de Carroña no hay que morir primero.

La química del caos (2017)

  1. Hay que morir primero
  2. Mariposas kamikazes
  3. Mano a mano [con Skalone]
  4. Que no me entero
  5. El arte del perdón [con Gritando en silencio]
  6. El piorno
  7. No somos de seguir las normas
  8. ¡No! [con Rat-Zinguer]
  9. Faust ‘n’ roll
  10. Amor y asco en carabanchel
  11. Un vago rumor
  12. Suenan disparos

.

SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirnos en:

Rock

Rock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 24/05/2018 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: