ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica ‘El momento de intervenir’ [Eslabón]

Eslabón da un salto de calidad con su cuarto trabajo de estudio, El momento de intervenir.

Eslabon - El momento de intervenirEslabón cumple el calendario de los últimos años y, tras el trienio de rigor, saca nuevo trabajo. La nueva entrega recibe el nombre de El momento de intervenir (Gato Encerrado Records) y está compuesta por diez temas más uno de regalo que aparece oculto. El compacto, grabado en el estudio La puerta negra por Jorge Matute y masterizado en Nexo 101 por Pedro Viñuela, muestra la evolución del grupo desde Cerrados al vacío (2015), obteniendo un resultado mucho más depurado.

La intervención empieza con la caja de la batería, tras la que aparece una melodía que destila energía por todas partes. Ya estamos en El momento de intervenir. Como en su anterior trabajo, las pistas buenas (referencia a Cerraos al vacío) no esperan a que el oyente esté maduro, sino que entran a las primeras de cambio. Con la entrada de Ricardo, voz de Eslabón, la cosa se sosiega y la pieza refuerza su carácter melódico, encaminándose hacia un estribillo muy pegadizo. Este primer corte, que recibe el nombre del disco, tiene una duración mínima (2:00) y resulta muy ágil, y nos muestra cierta tendencia hacia la lírica combativa a través de unos versos cortos que aligeran el contenido. Con todo ello, ya se puede intuir por dónde pueden ir los tiros.

El conde de Montacristos parece que tiene hechuras de balada, pero sólo es un espejismo producto de la inflexión vocal del cantante. Lo que encontramos es una melodía muy roquera y atractiva que se ha ganado a pulso la condición de single, porque es uno de los cortes más atractivos del compacto. Del mismo modo que Ricardo es clave para darle forma, lo es el riff en el ocaso y la estructura, consistente en volver sobre los pasos andados. En cuanto a la letra, refleja la actividad de una figura tan reconocible como peculiar.

Eslabón banda

Samuel, Sergio, Ricardo y Adrián // FOTO: Eslabón

Al entrar en el tercer corte, Bajo los efectos de las olas, el sonido varía. Se nota especialmente en la batería, que gana fortaleza. Asimismo, encontramos un gran equilibrio entre la labor del vocalista y el trabajo de Samuel (batería), Sergio (guitarra) y Adrián (bajo). Porque es encomiable el ejercicio del trío instrumental, sobre todo en los fragmentos sin cantante, que parecen sumar información. Los compases finales, cargados de intensidad por las diferentes partes de la canción, le añaden el matiz épico que la hazaña requiere. Y es que la letra nos habla de la historia de miles de migrantes que se echan al mar en busca de una vida mejor. Por último, señalar que existe videoclip, y es un gran ejemplo de cómo sacar partido -la fotografía es el eje principal- a recursos al alcance de cualquier grupo.

En Si no te gusta, la pista número cuatro, Eslabón demuestra que El momento de intervenir no da tregua. Es un gran corte, y habría sido mejor de no ser por el desequilibrio entre estribillo, que funciona a la perfección, y el verso, excesivamente largo, lo que obliga a plantear una melodía un tanto monótona. Volvemos a caminar sobre una temática de crítica social: se aúna el sinfín de injusticias que se producen en el primer mundo. Casi podría considerarse el índice de un disco de punk rock. La pista cuenta con la presencia de Julio Maloa (La Raíz), y aquí sí hay que reconocer un acierto total. Lo normal hubiese sido recurrir a Pablo, pero la adquisición de la voz caribeña de los valencianos dibuja un recorrido mucho más rico e interesante que además se desmarca del resto de cortes.

Eslabon logo

Clic para acceder al Facebook del grupo

Siguiendo los parámetros de ralentizar el ritmo, llega Tras el fragor de la batalla, la canción más espesa de El momento de intervenir. Hasta entonces, Eslabón ha apostado por el estribillo claro y tempranero, sin embargo, aquí éste podría considerarse doble, llegando el segundo bastante avanzada la canción. Aun así, la pista deja un par de buenos riffs y un canto a favor de hacer lo que uno “cree” que debe hacer. La cosa se transforma con la llegada de Dentro del tejado, otra de las piezas a considerar. Más que nunca, no aproximamos al punk rock, esto es, la zapatilla de la batería manda. Como buena composición de género, tiene cambios de ritmo y crítica; al otro lado, un puente duro con mucho bajo y cuatro minutos de duración, aunque no se hacen para nada lagos. La lírica, por su parte, es mucho más profunda de lo que parece a simple vista. [A título personal, se agradece una canción que hable de aprovechar lo que te da la vida y que no recurra al manido -y odiado por infantil, mediocre y fácil- Carpe Diem. Empieza intensa y acaba igual.]

Y si Dentro del tejado llama la atención, todavía más La cruzada de los niños, una adaptación del poema homónimo de Bertolt Brecht donde Eslabón pone sobre la brasa todo el dramatismo que lleva dentro. El original cuenta historia de unos niños polacos y alemanes judíos que huyendo de la Segunda Guerra Mundial acabaron en un pueblo de Polonia. El tema, que empieza con un bajo que no deja claro el camino, crece de forma exponencial. Se puede afirmar sin ningún tipo de duda que el cuarteto de Burgos da vida al triste relato, pues consigue transmitir la dura travesía, el sufrimiento y la noticia fatídica que cierra el relato.

Eslabon el momento de intervenir camisetaEl núcleo duro y fuerte de El momento de intervenir lo cierra Donde llevan las roderas. Tras La cruzada de los niños, parece complicado mantener el nivel, pero se consigue con otra pieza que atrapa por su cadencia. El grupo se deja llevar por el sentimiento, hasta el punto de optar por el verso libre y un ritmo tirando a pausado. La temática, muy bien presentada por Ricardo, bebe ligeramente de Tras el fragor de la batalla: conocerse a uno mismo, las elecciones, la inercia… Tema que deja un sabor tan dulce como amargo debido a su contenido.

Las pistas nueve y diez, El rebusquero y Bancos de niebla, visten ese traje de rock urbano en la línea de Marea o La fuga del que parten la mayoría de grupos de este estilo. Se nota en la melodía, en el solo y en el léxico, cargado de intención pero algo difuso. A la primera, que trata el espíritu de superación, le falta algo de gancho; la segunda corre mejor suerte por su estilo romántico, algo que suele haber en este tipo de álbumes y de lo que -afortunadamente- no se abusa. Actitud contenida, mucha metáfora e iconos del género para la última canción original de Eslabón.

La formación burgalesa no acredita en la caja del cedé una versión de The kids aren’t alright, de The Offspring. ¡En castellano! El grupo intenta ser mínimamente fiel a la original, tragedias incluidas, pero se permite el lujo de adornar la intervención con una sección de vientos, a cargo de Rubén Gallego, Félix Pérez y Sergio Gallego.

Eslabón da un paso adelante con El momento de intervenir, componiendo un disco en que todas las canciones tienen una razón de ser. Intentan mantenerse en la arena del rock urbano, pero con un pie en los ítems aprovechables del punk rock, y la balanza dicta favorable. La estela más pura del rock urbano no pasa por su mejor momento, y acercarse al barro de lo social y alejarse de la poesía se agradece, por lo menos en la coyuntura actual. Además, esto deja entrever un grupo con los pies en el suelo y carisma, algo que se traduce en las letras y las melodías del compacto.

El momento de intervenir (2018)

  1. El momento de intervenir
  2. El conde de Montacristos
  3. Bajo los efectos de las olas
  4. Si no te gusta
  5. Tras el fragor de la batalla
  6. Dentro del tejado
  7. La cruzada de los niños
  8. Donde llevan las roderas
  9. El rebusquero
  10. Bancos de niebla
  11. Los niños no están bien

.

SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirnos en:

Rock

Rock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21/06/2018 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: