ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica ‘Punto y a Marte’ [Los Zapa]

Punto y a Marte, la primera entrega de Los Zapa y un golpe en la mesa del rocanrol. Genial.

Los Zapa - Punto y a MarteLos Zapa son herencia, nacen de la huella dejada por Zapatrús, que decidió romper el molde en 2011. Cinco años después, la mitad de la formación riojana renació con un nombre nuevo (más o menos) y energías renovadas. Producto de ello aparece Punto y a Marte, grabado, mezclado y masterizado en los estudios Sonido XXI de Navarra. El libreto, una delicia steampunk que conviene resaltar, es obra de Iñaki Fernández Irigai. El álbum cuenta con diez cortes que no sólo mejoran los resultados del pasado, sino que se encaraman al árbol del rock con una frescura innegable.

La primera parada del viaje a Marte se llama Date por jodido, y entra con un ímpetu tremendo. En nuestra cabeza, con la misma facilidad que la cerveza fría tras una jornada larga de trabajo. En la melodía encontramos un rock limítrofe con el punk rock; esto es, la contundencia del primero y la agilidad del segundo. Con esta fórmula, la pieza adquiere mucho cuerpo y huye de cualquier encorsetamiento. La estrofa y el verso están construidos de forma perfecta, y la sencillez de la segunda voz como contrapunto no permite que haya descanso. Tanto es así que, pese a ser la primera pista, da la sensación de que la cosa lleva rato funcionando. El mensaje, por su parte, resulta igual de interesante. Cada estrofa nos sitúa en una etapa de la vida: por un lado, tenemos el nacimiento (la inconsciencia); por el otro, la edad adulta (la conciencia). Ambas líneas de tiempo se cruzan en la negación del aprendizaje vital. ¿Conclusión? Asúmelo, cambia de modus operandi y, sobre todo, “date por jodido”. Una pieza cojonuda que anticipa una gran obra.

Los Zapa Punto y a Marte

-, Asier, Dani y Txumarro. Abajo, Kartero // FOTO: Los Zapa

La pista número dos, Canción de los pobres, entra de lleno en la crítica social, aunque con la mirada puesta en la gran potencia mundial que es Estados Unidos. Esto resulta, como mínimo, llamativo, dado que la tendencia es a situar la crítica social en un entorno cercano y recurrir al imperio yanky para temas como el capitalismo, las grandes corporaciones y todo lo que hay alrededor de las guerras entre países. Aquí Los Zapa recoge todo ese material, aunque se centra en los desfavorecidos. Trump cobra especial protagonismo, así como la religión. Los riojanos proponen un tema donde destaca el sentimiento de tristeza y el desamparo, muy palpable en el solo a mitad de canción.

La distorsión de las guitarras y el country son las señas de identidad de 2 pistolas. Sin sección de vientos, se muestra alegre y festiva. Más allá de su estilo sureño, se distingue por el estribillo, donde los coros elevan la épica del personajes protagonista. Y es que la letra nos habla de Pancho Dos pistolas, un cuatrero canalla que trae de cabeza a las autoridades del far west. Bebe, se oculta y malvive… ¿tal vez el punky de la época?

Los Zapa Punto y a Marte

Clic para acceder al Facebook del grupo

Le sigue Competencia desleal. Y aquí conviene hacer un alto. Una pausa dramática. Vamos, cebar la canción. Es una de esas piezas que en la discografía de una banda con mayor renombre, véase Barricada o Reincidentes, estaría llamada a marcar un antes y un después. Un temazo. Cada verso aporta un dato más a la historia que presenta, en la que encontramos traición, pena y falta de compañerismo. Sólo se mantiene la duda de a quién va dirigida [¿quizá a El hijo de la Dolores?]. El cantante, Txumarro, transita por la puñalada hasta hacernos partícipes, y el estribillo abre la puerta a la complicidad al mismo tiempo que arropa al oyente en un canto de humildad que va macerándose poco a poco, en cada verso. Claramente, establece el momento álgido de Punto y a Marte.

Me cago de miedo es un buen tema de rocanrol, en la línea del mejor Los Benito (Benito Kamelas). Al amparo de un tono sobrio, la hiperbolización del pathos y la preferencia por los coros vuelven la canción muy cercana. También el estribillo. La lírica, por otro lado, nos sumerge en la vida de un perro reencarnado, un relato donde el sentimiento de miedo y el desamparo son punzantes. Asistimos a una vuelta de tuerca a la temática del rocanrol, y un ejemplo de la capacidad de Los Zapa para parir letras tan peculiares como sutiles. Todo me sale mal destaca por su sencillez, y sorprende que haya conseguido videoclip tan rápido. Tenemos rock and roll sin demasiados aspavientos, pero cierto toque de pesimismo cómico. Un tema ligero que, acertadamente, no alcanza los tres minutos de duración.

Los Zapa Punto y a Marte

El diseño del libreto corre a cargo de Iñaki Fernández Irigara

La pista siete da nombre al compacto, Punto y a Marte. En esencia, recoge todos los ítems vistos en los cortes anteriores para configurar otra buena canción de rocanrol. Encontramos una melodía correcta que se asienta de manera solvente en los recursos del cantante, un estribillo coral que entra con energía y contramelodías para apuntalar la partitura. Asimismo, y entrando en el contenido, tenemos desconfianza en el ser humano, pesimismo ante el futuro y cierta asunción. La letra también es otra muestra de que no son necesarias mil metáforas y quinientas noches en vela rodeado de musas para parir versos que transmitan. Como guinda, Los Zapa nos ofrece una coda flamenca que, desde un punto de vista de contenido, bien podría adquirir la categoría de dogma.

Tras el atraco de compadreo llega Autocontrol, que se abre con la potencia de las guitarras y la batería. Es el corte con más fuerza, donde la banda se quita el traje de serio y formal para despachar un tema sucio en el que bragas y sexo llaman a la puerta, cual Sínkope, aunque con un aire más desprendido y dinámico. Con esta pista, Los Zapa aligeran la carga -no excesivamente profunda- de pesimismo y dibujan una escena cotidiana de barriada.

A un paso de llegar a la meta de Punto y a Marte tenemos Demasiado dulce, con la que Los Zapa vuelven a demostrar que su uniforme de rocanrol está cosido con hilo de punk rock. La importancia primero de las guitarras y deFspués del bajo son capital desde el principio, ya que dan relieve al amargo discurso de Txumarro en el micrófono. El quinteto se pone del lado de quienes sufren las inclemencias del sistema capitalista y, omitiendo el papel de las entidades bancarias, se adentra en ese efecto dominó que representan las facturas, la falta de comida y, como remate, el desahucio. La letra, de notable factura, cuenta con un homenaje a Eskorbuto. La canción que marca el punto final es La rantxera, para la que se ha contado con una sección de vientos. Como dicta el género, tenemos una historia de amor/desamor, aunque aquí Los Zapa se decantan por el lado oscuro: el divorcio (presente en el primer corte).

La nueva andadura de los ex-Zapatrús promete y mucho. Este Punto y a Marte se disfruta cosa mala. Las melodías rinden a un nivel estupendo, los estribillos enganchan, el trabajo del cantante es francamente notable y las letras dejan composiciones con mucha miga. Pero, además, hay otro incontable que suma enteros, y es que el mensaje resulta muy creíble. La banda transmite veracidad y proximidad, y cosas como esa no tienen precio. Los Zapa irrumpen en el circuito del rock (de nuevo) con un gran trabajo que gozarán quienes todavía paladean las joyas del rocanrol desenfadado e inconformista, rock de bar y madrugada.

Punto y a Marte (2017)

  1. Date por jodido
  2. Canción de los pobres
  3. 2 pistolas
  4. Competencia desleal
  5. Me cago de miedo
  6. Todo me sale mal
  7. Punto y a Marte
  8. Autocontrol
  9. Demasiado dulce
  10. La rantxera

.

SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirme en:

Rock

Rock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 06/12/2018 por en Música, Reseña/Crítica, Uncategorized y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: