ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica ‘La caja de ritmos’ [Inkordia]

La nueva formación de fusión Inkordia se estrena con un EP, La caja de ritmos.

inkordia - la caja de ritmosLa música es un camino de idas y venidas, y en una de éstas, el destino de Discordia (última generación), Ink, Nuevas Fórmulas y Laberinto sin Salida se encontró con un cruce llamado Inkordia, un proyecto de creación reciente forjado en Murcia. Aparecido a principios de 2018, ha publicado su primera obra, un EP titulado La caja de ritmos (Rock Estatal Records). El compacto, que comprende cinco cortes más dos de bonus grabados y masterizados en los estudios de Rampazo Records, se enmarca en el estilo de la fusión, con temas que mezclan el punk rock y el ska, con especial predisposición al rap.

El repertorio (y la andadura del septeto) no comienza exactamente dando espacio a lo que sería la caja de ritmos, sino mediante el discurso; con la fuerza de la palabra. Intrordia. El encargado de darle forma es José Múgica, presidente de Uruguay entre 2010 y 2015. Inkordia recupera parte del discurso pronunciado por el exmandatario en la cumbre de presidentes de UNASUR en 2014. Con un inicio que apela a la esperanza, al anticonsumismo y a tomar decisiones, el grupo deja claro que el contenido es tan importante como el continente.

Una vez llenos de coraje producto de la arenga, toca presentar de qué va Inkordia. Un último aliento entra con gran ímpetu, aunque a la hora de la verdad esa energía es fluctuante. El single representa bastante bien el armazón de la banda: siete miembros y cuatro voces, de las cuales tres proceden del hip hop y una del punk. Claramente se juega la carta de los contrastes, y la pista en eso cumple con creces, ya que fluye de forma notable. Las voces raperas se adaptan muy bien cuando los instrumentos deciden acelerar, consiguiendo un fraseo sin fisuras. Los riffs cunden, los cambios de ritmo evitan la rutina del verso semidesnudo y el estribillo va como un tiro. La letra, por su parte, es combativa y se aferra a un carácter lírico.

inkordia banda

Pelao, José Juan, Chusky, Nillo, Jacinto, Alberto y Efecto 03 // FOTO: Inkordia

La caja de ritmos, la canción que da nombre al EP, pese a empezar muy guitarrera, también muestra gusto por el flow. La estrofa es bastante rápida, y en ocasiones parece atropellarse ligeramente, como si abarcara más de lo que puede. El estribillo, por su parte, es coral. Así, la pista no acaba de decantarse por un estilo concreto, sino que se queda en un lucimiento sustentado en el gran número de voces. El contenido se centra en el mundo de los MC y su actitud.

Tras un par de temas del álbum, uno rápidamente piensa en bandas como Riot Propaganda, Fuckop Family o Habeas Corpus, pero la cosa no acaba de ir por ahí, dado que los parámetros del hardcore se dejan de lado para reforzar un estilo más melódico, adonde van a parar todos los estribillos. También conviene señalar que las tres voces que rapean se asemejan mucho entre sí (quizá Nillo se desmarca un poco), motivo por el cual se difumina el rol de cada una. Falta ver si, con el tiempo, Inkordia opta por diferenciarlas o mantenerlas como un bloque. Otras formaciones con estructuras similares, véase La Raíz o Vadebo, optaron por matizarlas.

inkordia logo

Clic para acceder al Facebook del grupo

La mezcla de estilos se lleva un paso más allá con La kosecha. Al inicio tenemos un deje flamenco (con palmas), le siguen las guitarras del rock y, finalmente, el río acaba desembocando en el verso de los MC. Como se ha comentado anteriormente, el estribillo muestra el lado más enérgico y fluido de la canción. Vale la pena hacer hincapié en la guitarra solista que acompaña al in crescendo que lleva al estribillo; ésta crea mucho ambiente y enriquece la atmósfera. El tema se centra en el consumo, sobre todo de marihuana, y el grupo traduce el subidón de las sustancias a ritmo de ska.

Un género todavía ausente, el funky, hace acto de presencia en Tus demonios, pero los platos de DJ Topo rápido nos sacan del espejismo. Aquí volvemos a un juego de voces que a veces nos retrotraen a La Raíz y a veces a Los Chikos del Maíz o Narco. En este caso, en el que nos ocupa una temática combativa e inconformista, el bloque más roquero cede espacio, el mismo que recuperan en Mentiras y promesas, donde Chusky sobresale más que nadie al micrófono. En esta línea, la polifonía de Inkordia permite al grupo situarse en un mismo punto -la crítica- y despachar temas con trajes diferentes. Aquí tenemos el tema que más tira de la cuerda de Discordia, con una partitura melódica muy marcada y un tono vocal que se encuentra entre lo sensible y lo rabioso. La letra, eso sí, se queda en lo clásico, mentiras de los políticos, ley mordaza, abandono del pueblo, la unión…

Finalmente, nos encontramos con Biribamba, que crece al cobijo del rap y del reggae. Está cargada de grove/flow, dispensa una estrofa ágil y un estribillo con mucho aplomo. Como en La kosecha, nos dejamos llevar por el compadreo y los humos de la risa.

El puzle que conforma Inkordia suena bastante bien, y da tanto para una noche de fiesta como para una tarde combativa. Cada tonada de La caja de ritmos mantiene un buen equilibrio entre estilos musicales, y todas incluso configuran un producto original y poco trillado, lo que abre el abanico de receptores. Aun así, la liga donde pretende jugar Inkordia (los mencionados Habeas Corpus, Los chikos del Maíz, Narco…) se caracteriza por un talante más intimidatorio y bruto, y en ello puede encontrar un escollo. Sea como sea, y a la espera de que Inkordia salga a la selva de los escenarios estatales, el álbum parece un excelente punto de partida.

La caja de ritmos (2018)

  1. Intrordia
  2. Un último aliento
  3. La caja de ritmos
  4. La kosecha
  5. Tus demonios
  6. Mentiras y promesas
  7. Biribambairibamba.
SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirme en:

Rock

Rock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 24/01/2019 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: