ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica ‘Grietas’ [Malos Vicios]

Malos Vicios presenta su undécimo disco, Grietas. Lo ha vuelto a hacer.

Malos Vicios - GrietasCamino de las tres décadas con los instrumentos colgados, Malos Vicios presenta su disco número once, Grietas (Rock Estatal Records), grabado en los estudios Rocketes de Castellón. Está compuesto por diez temas de punk rock notables que se alargan hasta los treinta y cinco minutos. Además, el grupo ha solventado su enésimo problema con las baquetas y ha reforzado la sección de cuerdas con Juanjo y Lluís, respectivamente. Prometo objetividad.

La primera brecha es De acero y óxido, y abre el compacto a toda pastilla. En ello, encontramos un paralelismo muy marcado con El fin de la diplomacia, hasta los acordes parecen compartidos. Sin embargo, y puestos a comparar, aquí la producción es bastante más sobresaliente: todos los instrumentos suenan limpios. Volviendo a la canción de Grietas, a pesar de entrar a saco, se ve nutrida con múltiples cambios de ritmo que la alejan de una simple huida hacia delante. Como siempre en Malos Vicios, el estribillo luce genial, explotando ese gran valor que es Víctor. La letra nos propone un personaje sin nombre (como en el cine, lo importante es lo que representa) con dos formas  de ser; las dos caras de una moneda. Como detalle, el título nos podría retrotraer a Formol y naftalina por su estructura copulativa.

Los primeros treinta segundos de Mi día de furia muestran el gran abanico de recursos que pone la banda en marcha: velocidad, recogiendo la herencia del primer corte; un bajo que sitúa el tema a medio camino entre la rabia y la oscuridad; y un tono de voz -sigue Víctor- diferente al habitual, como arrancando desde la garganta. El resto de la pista bebe bastante del punk rock americano, aunque la letra se asienta cien por cien en los vericuetos político-sociales de la península. La lírica pone la equis en esa casilla que, viendo cómo van las cosas, se ha convertido en un foco recurrente: la ley mordaza, con sus raperos, humoristas y titiriteros.

Malos Vicios banda

Juanan, Juanjo, Vítor, Tena y Llúís // FOTO: Malos Vicios

Si en Ruido de fondo tenemos Incondicional y en La ventana indiscreta Colago, que gozan de una sensibilidad especial, Grietas nos presenta La emboscada. Tres minutos con una melodía ciertamente tenue y una letra con versos que impactan por lo crudos de su descripción: “Cómo se borra el olor a miserable de las nalgas“, que ilustra más de lo que enseña; “fue tachada […] de lasciva e inapropiada por no dejar las piernas juntas e ir enseñando la bragas”, que rompe con el tópico de las bragas como icono romántico que contiene el monte de Venus; y “no busquéis en el depósito, el cadáver está en vuestras casas”, que señala con la mayor de las aversiones. Todas y cada una son auténticos mandobles. Una letra que aborda el tema de las agresiones múltiples y que opaca cualquier otro valor.

También con ecos copulativos en su título entra Marfil y porcelana. El ritmo se toma un leve respiro, casi rozando el medio tiempo en la estrofa. El estribillo, por su parte, está lejos de la dulzura o de ese giro melancólico que tan bien interpreta el grupo. La cosa se centra más, con toda la intención, en la aspereza del bloque, que queda muy patente en el trote de la batería y los coros angostos. En esta línea, muy bien trabajada la cadencia. Por último, llama la atención la distorsión y el riff a medio trayecto. El contenido nos ofrece la trágico historia de un amor imposible, entroncando con Vergüenza sin fronteras.

Malos Vicios logo

Clic para acceder al Facebook del grupo

El quinto corte de Grietas, La parada de los monstruos, podría ser un estándar de Malos Vicios. Tiene empaque, el estribillo golpea con gancho y vale mucho la pena por el cambio que se produce después del break. Es lo mejor de sus tres minutos. Ese reinicio armado con un muro de coros eleva la épica de la letra, de claro tinte feminista. Ésta no tiene ni un pero y hasta se permite el lujo de dejar un guiño a la cinta de Tod Browning (1932). Con Farmafia de guardia, el quinteto vuelve a pisar el acelerador, y el resultado es una p**a maravilla (lástima del juego de palabras del título). No hay tregua. La pista es una crítica tan dura como certera a la industria farmacéutica: es un círculo perfecto para ganar dinero, pero antes pasa por países del tercer mundo, donde están las cobayas (ese giro es magnífico).

Incombustibles empieza como podría hacerlo un tema de rock progresivo. Es pura atmósfera. E incluso nos hace creer que la partitura devendrá en balada. Y nos quedamos en campo de las medias verdades. El ritmo no es tan bajo, pero si nos lleva a un contenido -poco esperable- del placer carnal. La letra prescinde de lo soez y toma el camino largo (y no precisamente por sus cinco minutos): metáforas deportivas, sexuales y culinarias. La pista no es mala, pero encontramos otras canciones en la discografía de Malos Vicios que tapan esa grieta con más tino y mejor resultado.

Malos Vicios camisetasLo mismo le sucede a Carne fresca. Las guitarras suenan cojonudas, muy de la cuerda del hardcores melódico, y volvemos tanto a la crítica social como a poner a la mujer en el centro del encuadre. En este caso, para criticar el canon de belleza y la ley no escrita de tener que adaptarse al mismo. En pleno movimiento feminista, Malos Vicios da espacio al patriarcado y al capitalismo.

A escasos minutos de rematar el LP, escuchamos otra gran canción, con sus perlas líricas y una melodía interesante. Las horas muertas. Tal vez la tapada del disco. Una de esas canciones donde se vislumbra que mientras todos miran a la derecha, Malos Vicios tiene la capacidad de tener también el reojo en la izquierda. Barreras, Dolor umbilical, Ligero de equipaje… son hostias con las que aprender. Pues aquí tenemos el guantazo de Grietas. Como la comedia de situación, tenemos un escenario principal: cuatro esquinas, las de una cama. Sin hacer mención explícita, la banda toca el tema -bastante olvidado en el circuito- de la eutanasia, además de la dependencia. El protagonista clama poderse morder la lengua para así desangrarse y morir. Tela. En ello, Víctor realiza una labor soberbia, marcando de manera precisa la tensión del relato, la rabia del estribillo (mención a la voz doblada como contramelodía) y la catarsis climática del final.

El compacto acaba con Jodido pero contento, la pista más ligera y distendida. Contiene la dosis justa de crítica y el puñado de fiesta (hay hasta palmas) suficiente para amenizar y dar colchón al directo. En ella se nos presenta al hombre de derechas.

Con cada disco de Malos Vicios me pasa lo mismo, desconfío. Y no porque me haya defraudado alguna vez, sino por todo lo contrario. La discografía del grupo me parece tan excelsa que -problema mío- tiendo a creer que tarde o temprano tocará errar. Una vez más, los de Castellón me demuestran que son capaces de purgar mi cerebro. Grietas es otro golpe certero, no al nivel de piezas como Por amor al arte o Al mal tiempo… mala cara, pues eso nunca pasará por más que se reinvente el punk rock en cualquier país del mundo, pero sí capaz de tratar de tú a tú al resto de elepés (no en portadas). Si buscas caña con gusto y canciones que atraviesen tu córtex como papel de fumar mojado, Malos Vicios.

Grietas (2019)

  1. De acero y óxido
  2. Mi día de furia
  3. La emboscada
  4. Marfil y porcelana
  5. La parada de los monstruos
  6. Farmafia de guardia
  7. Incombustibles
  8. Carne fresca
  9. Las horas muertas
  10. Jodido pero contentoa prisióniribamba.
SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirme en:

RockRock

Anuncios

Un comentario el “Crítica ‘Grietas’ [Malos Vicios]

  1. Pingback: De héroes y villanos | ROCKTÁMBULO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21/03/2019 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: