ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica retro ‘Soltando lastre’ [Desastre]

El quinto de Desastre, Soltando lastre, es un ejercicio transparente de rock urbano.

Desastre - Soltando lastreLa historia de Desastre se remonta a los años ochenta, 1988, cuando unos jóvenes del barrio madrileño de Usera, como tantos otros, deciden montar una banda. Treinta años después, la formación sigue en pie y publicando discos. Sin embargo, se podría decir que 2013 representa una frontera para el proyecto, pues el cincuenta por ciento del grupo decide apearse del proyecto. Un año antes, Desastre publicaba Soltando lastre, su mejor disco junto con Callejón desastre.

El compacto, compuesto por diez canciones, decanta definitivamente la balanza del sonido y el tono del grupo. A lo largo de la dilatada carrera de Desastre, las influencias musicales son clave. Así, notamos que en ocasiones los temas fluyeron por los ríos coreables y taberneros de Porretas; otros, por el contrario, se cosieron con puntadas del punk rock combativo. En este Soltando lastre, los madriñelos deciden vencerlo todo hacia un rock urbano que si de algo puede fardar es de madurez.

La producción, a cargo de Tony López (Ska-P, Mamá Ladilla…), consigue un sonido limpio y atractivo que explota al máximo la inserción de instrumentos extra y los pequeños devaneos que se apartan del ritmo habitual. Destaca sobre todo la continua recurrencia de un instrumento tan elegante como el piano. Ahora bien, Soltando lastre convence por el carisma de las canciones.

Desastre - Soltando lastreSi cogemos el título del álbum como un mantra previo a la confección del mismo, podemos percibir que cada canción lo tiene presente. Esto, que puede parecer entre obvio y pedante, se traduce en una sencillez y candor como pocos discos traslucen. Y es que Desastre, especialmente en este trabajo, deja que las canciones y los sentimientos fluyan sin contrapartidas. En la cima de esta estructura encontramos Carta a Clara, tema absolutamente minimalista en recuerdo de Clara Anahí Mariani, una de las tantas niñas secuestradas en Argentina durante la dictadura de Videla (Madres de Plaza de Mayo).

Siguiendo la estela del recuerdo, Rock de carretera recupera En la carretera, de Aldebarán. Más allá del resultado, un rocak and roll muy bailable, queda el homenaje a quienes se encuentran en el lado invisible de rock: técnicos, gente que conduce, amigos del merchandisng… y sobre todo los que cayeron en ello.

En esta línea de señalar canciones, podríamos poner el foco en el acertado single, que además da nombre al disco, en La reina del salón por la colaboración de Trapa (Matando Gratix), en Tambores de guerra o en De pena, pero si una canción se lleva la palma, esa es Miradas empañadas, que se mueve de forma perfecta por los diferentes tramos que atraviesa. Asimismo, consigue transmitir la tensión, rabia y tristeza de la historia de Elena.

Soltando lastre es un disco imprescindible para los amantes del rock cotidiano de barrica.

Desastre - Soltando lastre

SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirnos en:

RockRock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 25/04/2019 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: