ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica ‘Nada nuevo’ [Los del Humo]

La segunda obra de Los del Humo, Nada nuevo, es tan atractivo como contundente.

Los del Humo - Nada nuevoLos del Humo lleva poco dando guerra, desde 2014, pero en ese corto periodo de tiempo ha conseguido abrir brecha. La formación de Las Merindades, Burgos, atacó en 2017 con su ópera prima, Circo y pan, y ahora publica su segundo disco de estudio, Nada nuevo (autoeditado), grabado, mezclado y masterizado en los Estudios Euridia, en Bilbao. Éste se compone de doce canciones llenas de contundencia y que, sin ninguna duda, están paridas para ejecutarse en un escenario.

Un maldito charco nos mete en el disco a golpe de punteo. Con él se configura un riff incisivo que da entrada a la voz. Ésta tiene el respaldo de los coros, que no hacen gala de una producción excelsa. La melodía es rápida y vive mucho del riff en cuestión. El vocalista, Chus, mantiene el atractivo del punk melódico actual y la agresividad de la corriente vasca. Por su parte, el solo se enmarca en los criterios de la primera tendencia. La canción narra los últimos días de lo que podría ser, o bien una relación, o bien el consumo.

Los mismos cimientos (coros, punk desinhibido y estribillo potente), pero con más empaque, los encontramos en Comerciales de la paz, dedicada a la industria montada alrededor de la religión. Las guitarras ganan distorsión, lo que destaca el trabajo de la batería. En cuanto al contenido, mucho más explícito, se presenta con más fuerza y con una letra más redonda debido a su acertado carácter crítico.

Nada nuevo da nombre al disco y tiene una introducción irónica en forma de comitiva punk actual (he de reconocer que me hace gracia). Es una acierto que esta pista sea el eje fundamental de la obra, ya que condensa muchas de las ideas que desprenden las composiciones del compacto: la derrota frente al poder, la sensación de que la historia se repite, la lucha como filosofía de vida, una generación perdida… pero, además, encontramos el reconocimiento a quienes, en el siglo XX, formaron parte de la resistencia, cuyo legado tiene números de ser la crónica del mañana. La pista desprende un carisma innegable y, aunque es bullanguera, huele a nostalgia, motivo por el cual el estribillo deviene en un punto clave de Nada nuevo, posiblemente el más álgido del álbum.

Los del Humo banda

Mario, Chus, Hugo, Sher y Balle // FOTO: Los del Humo

Sé lo que hicisteis es otra de las pistas que llama la atención por su espíritu vivaracho. Los coros tienen mucho protagonismo, por encima del resto de temas, y además son parte imprescindible del estribillo. La letra hace un repaso a la trama de corrupción del Partido Popular: dinero en B, jueces al servicio del partido, muertes en extrañas circunstancias… El estilo de A tumba abierta, sin embargo, representa un fino cambio. Para empezar, el inicio se separa del tono habitual, apareciendo con cierta oscuridad. Tras unos segundos, la pista cobra fuerza y se compacta, recordando de forma importante a Segismundo Toxicómano. Incluso el estribillo, bastante bueno, nos lleva al grupo de Álava, pues ese “proyectil” del que nos habla bien podría ser “una bala”. Cabe hacer hincapié en que la composición de Los del Humo tiene detalles románticos. Los coros, por su lado, empastan muy bien con la voz del cantante, lo que crea unidad vocal, de modo que el coro no suena tan amateur.

Los del Humo logo

Clic para acceder al Facebook del grupo

Llegados a este punto, el disco parece perder un poco de frescura, los temas no enganchan tanto, no consiguen tanta solvencia, aunque no por ellos son prescindibles. Héroes de la cuneta inicia el bloque. Presenta una estrofa rápida, el verso casi no tiene paradas, y un estribillo que pierde impacto al unirse con el puente. Nos enfrentamos a un tema claramente de directo, con unas guitarras de corte rockero que rinden a buen nivel, pero el global de la pieza no luce demasiado en estudio.

El inicio de La ciudad del pecado es muy parecido al de A tumba abierta, reviste cierta lentitud; no obstante, aquí se dilata demasiado y la salida no resulta tan atractiva, pues recurre a la zapatilla. El estribillo y el final -acelerado- funcionan, pero la estrofa supone un escollo, especialmente en la primera mitad. Las guitarras, afortunadamente, añaden un extra sin el cual la pista flojearía. Curiosamente, los del humo abordan el tema de la acción sin violencia.

La que sigue, Caciques, quizá sea la pista que más resistencia pueda presentar para el oyente. En lo referente a los instrumentos, éstos son pilares fuertemente inamovibles que sólo pierden su posición con el solo. Al igual que sus compañeras del segundo bloque, la estrofa adolece de un ritmo muy machacón, pretende golpear, no tanto establecer un dibujo melódico y sugerente. Mucho mejor es el resultado de Espérate, que eleva la intensidad y demuestra gran desparpajo en las lides del punk rock kalimotxero. En éstas, Los del Humo echan mano del humor para una historia canalla, apasionada y con giro inesperado.

Los del Humo grupo

Foto promocional (estupenda)

Sin apenas descanso ni frontera nos metemos en Orgulloso, que incide en el estilo despojado de melodía y que lo deja todo a la rabia del cantante. A grandes rasgos, es el solo lo que nos devuelve la idea de que esto es básicamente música. Ahora bien, llegados al minuto 2:38 (de los 3:35 que tiene), la pista parece otra, con una coda que canaliza el vigor como el primer tramo de la canción no ha podido. El contenido nos muestra las tropelías del Estado español en calidad de censor, una actitud propia de un país fascista.

Criaturas peligrosas es una canción de casi cuatro minutos, con un inicio de guitarras agudas, que parece que se va a perder en un ejercicio melódico frugal, pero que pasados los primeros sesenta segundos consigue encontrar su lugar y aportar su granito de arena al disco, ya sea con cambios de ritmo o con múltiples registros vocales (se acercan a Gatillazo, Segismundo Toxicómano y Sublevados). Las sirenas que inician la composición ya nos dicen quiénes son esas “criaturas peligrosas”.

La última pista, Encima de algún CD, vuelve a tomar el modelo de los primeros cortes, por lo que se puede disfrutar de una estrofa atractiva y un gran estribillo, en este caso con una lírica notable e interpretada a toda mecha. Así, deja en un segundo plano que el fondo instrumental sea austero. Esto únicamente hace que poner en valor el trabajo de las voces, que aquí se doblan. Los del Humo se apartan de su actitud combativa y abrazan lo personal, y toman préstamos del punk rock, cuando no del rock urbano, como por ejemplo la voz rasgada.

Nada nuevo ofrece dos caras. El primer bloque contiene canciones mucho más atractivas tras una primera escucha, y pueden seducir a quienes buscan sonidos agradables o visitan a la banda de forma casual; por contra, el segundo bloque contempla temas mucho más guerrilleros, destinados a un público de paladar más adusto. Pese a tener dos partes muy diferenciadas, el conjunto convence y seguro que mejora en directo. Los del Humo sirven un disco de punk rock que no oculta posibles influencias, pero que consigue actuar con independencia.

Nada nuevo (2019)

  1. Un maldito charco
  2. Comerciales de la paz
  3. Nada nuevo
  4. Sé lo que hicisteis
  5. A tumba abierta
  6. Héroes de la cuneta
  7. La ciudad del pecado
  8. Caciques
  9. Espérate
  10. Orgulloso
  11. Criaturas peligrosas
  12. Encima de algún CD
SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirme en:

Rock

Rock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 13/06/2019 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: