ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica ‘Jirones’ [Saco Roto]

El tercer disco de Saco Roto, Jirones, es una relectura del modelo clásico.

Saco Roto JironesTres años después de Tiempos modernos, Saco Roto echa a correr su nuevo trabajo, Jirones. El álbum, grabado, mezclado y masterizado en Live! Estudio por Juan Torre y Roberto San Millán, se compone de nueve temas propios del grupo más una versión. Un total de diez pistas que mejoran el resultado de su obra anterior, mostrando un sonido más moderno y atractivo.

La portada, obra de Lucía de Andrés, nos muestra a Jirones, un espantapájaros. Éste, totalmente deslavazado en su vestir, se ve obligado a aguantar los achaques de un tiempo que no le es propicio, como muestra un árbol moribundo, un campo repleto de hierbajos y un horizonte rojizo e ígneo que avanza lo que está por venir.

La pista uno, Quemarnos, comienza en modo instrumental, con un cesto cargado de guitarreo. Este recurso es una tendencia que se mantiene a lo largo de toda la canción: en ocasiones marcando bastante la distorsión; y a veces con un perfil más fino. Los tres minutos y medio apuestan la intensidad, de modo que el ritmo es alto y el estribillo queda ligeramente atemperado por la idiosincrasia de la estrofa. Encontramos una transición que se difumina muy bien. Nos habla de superar barreras, en la línea de una lucha constante, de “revolución”.

Traidores también deja entrever un interés por las guitarras, aunque aquí -sobre todo al inicio- miramos de reojo hacia el indie. La composición se sostiene en las dos voces protagonistas, Diego y Fernando Madina, que colabora con mucha presencia. El líder de Reincidentes añade un punto cavernoso y crudo. La estrofa, en concomitancia con las dos voces, suena descarnada; el estribillo, que entra en un momento en que la pista pide acelerador -punk rock o un rock más desenfadado-, opta por una actitud contenida. Ahora bien, todo se arropa con los coros. El tema se centra en la transición, o en la falsa transición, o en la falsa democracia… en quienes osaron perpetrar tal despropósito.

Saco Roto banda

Álvaro, Hugo, Óscar y Diego // FOTO: Saco Roto

Con Una noche más, el tono rasgado se depura. Además, existe una intención de vestir la pista de sentimiento (intensificado por un relato lleno de nostalgia). Los guitarristas acompañan de forma punzante y certera en las transiciones, mientras que son testigos cuando la cosa se encuentra arriba. Eso sí, se da espacio para que el solo se desarrolle a placer. El corte, de cinco minutos, posee gran inicio [que me recuerda a otra canción y no sé cuál] y un buen equilibrio entre lo sugerente y la intensidad, lo que la sitúan cercana a la cima de Jirones. Por detrás de canciones como la siguiente.

El resultado de Rompiendo las cadenas, aun recordando a Dikers, es francamente atractivo y supone un soplo de aire fresco para el rock made in Barricada de Saco Roto. El corte, de tres minutos, se desliza veloz, con un fraseo espléndido y un estribillo que funciona a las mil maravillas. Desde ya, este tema, que en su contenido nos acerca a la ley mordaza, está llamado a establecer un punto cumbre en los directos del grupo.

Saco Roto logo

Clic para acceder al Facebook del grupo

La guadaña se sirve de guitarras de perfil grueso y la compañía de Daviz, de Mala Reputación. El resultado es parecido al que ofrecen las composiciones de los asturianos, pero tal vez algo más aprehensible que las mostradas en El arte de la guerra. Cabe señalar que las voces de Diego y Daviz se parecen demasiado (se corroborará más adelante), por lo que dicha compañía tiene un valor más que nada fraternal. Aun así, el estribillo, a dos voces, cumple con creces. Junto con este factor, la letra, que aborda la muerte, es lo mejor de sus tres minutos y medio.

El inicio de Los buitres se encuentra entre lo más granado -técnicamente- de Jirones: un riff en arpegio que culebrea de manera fantástica. En cuanto al registro vocal, parece como si Daviz siguiese presente, ya que el tema tiene mucho de Mala Reputación. La canción destaca por el trabajo de las guitarras. Se centra en las mentiras de los políticos. Grita es otra pista que consigue cotas muy altas. Curiosamente, maneja los mismos materiales que Rompiendo las cadenas. También podría decirse que toma algo de La guadaña. El tempo dicta punk rock. Tenemos un tema con mucha fuerza y que funciona como arenga para la lucha: “Grita y déjate llevar”. La pista se desliza mediante un buen fraseo, lo que deviene en madera para que el directo arda. En sí, otra muestra de que Saco Roto se maneja con mucha soltura en el punk rock.

Saco Roto camisetaSi la pista anterior tiraba por el lado de la velocidad, El viaje también se inclina hacia ello, aunque desde una vertiente más áspera. No obstante, el brazo de la velocidad gana el envite (un gran acierto) en el estribillo. Saco Roto plantea un viaje como metáfora de la vida, de deseos, de promesas y de elecciones.

La última pista original de Jirones, El mundo vuelve a girar, regresa al rock and roll. En ella, se perciben formas sencillas que hacen destacar el golpeo de las baquetas en la estrofa. En consecuencia, el estribillo parece mucho más ágil de lo que es. La frialdad del inicio se pierde poco a poco -el solo es un punto de inflexión- en favor de un estilo más próximo y dinamizador. Tema optimista en el que se nos dice que hasta una mala noche acaba otra vez con la mañana; es decir, una segunda oportunidad.

Cierra el disco una versión de Flojos de pantalón, de Rosendo. Muy bien ejecutada, sin duda. Sin embargo, (opinión muy personal) poco aporta al álbum. Se queda en el homenaje que es. Hay que arriesgar más.

El tercer disco de Saco Roto corrobora que la formación vive un buen momento y que se encuentra entre las bandas más atractivas del rocanrol estatal. Jirones se desmarca de la vertiente más clásica y aboga por una relectura del canon, orientándose hacia el punk rock. A pesar de que se echa en falta un punto de locura que quiebre el trayecto, el compacto es un bloque sólido que, a través del sentimiento y el descontento, no desfallece en ningún momento.

Jirones (2019)

  1. Quemarnos
  2. Traidores
  3. Una noche más
  4. Rompiendo las cadenas
  5. La guadaña
  6. Los buitres
  7. Grita
  8. El viaje
  9. El mundo vuelve a girar
  10. Flojos de pantalón
SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirme en:

Rock

Rock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 11/07/2019 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: