ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica retro ‘Fenómenos para anormales Vol. 2: Que vienen los grises’ [Vagos Permanentes]

Que vienen los grises, ecuador de la trilogía de Vagos Permanentes.

Vagos Permanentes Que vienen los grisesLos inicios de Vagos Permanentes se fraguan a un ritmo natural. La banda se forma en 2005 y tres años después, en 2008, se mete en un estudio para dar forma a su primer elepé, Vagos permanentes. Hasta entonces, maquetas y abrirse hueco en todos los garitos posibles. Respecto al presente más inmediato, puede destacarse el hecho de que la banda se haya propuesto una trilogía de compactos: mientras la mayoría de formaciones se dedican a publicar discos y, pasado un tiempo, contemplar un directo, Vagos Permanentes decide hipotecar cinco años (tal vez siete, si tenemos en cuenta la gira y la confección de un nuevo trabajo) para un solo proyecto, Fenómenos para anormales. A medio camino tenemos la obra que nos ocupa, Que vienen los grises.

El compacto lo acotan en el tiempo, por un lado, el EP El hombre bobo (2005) y, por el otro, el EP Diversiones para lelas (2019), compuesto por seis versiones. Las tres obras funcionan como un bloque, hecho que se nota especialmente en la confección de las portadas, que replican el formato de los cómics de los años 50 Tales from the Crypt.

Vagos Permanentes Que vienen los grisesQue vienen los grises, dentro de las limitaciones que supone la reducción a seis canciones, congrega un buen abanico estilístico, ya no sólo en lo referente a estilos, como el punk, el rock, el metal y sobre todo el ska -algo ya visto en Vagos Permanentes y en otras muchas formaciones del palo-, sino en lo que atañe a la intención melódica de las canciones. Sí, todas guardan un trasfondo de fiesta, de crítica social y, especialmente, de humor, pero también encontramos giros interpretativos -suelen abrir las pistas- que se acercan a la rabia, la alegría o el dramatismo.

Esto que señala arriba es, a la postre, lo que decidirá qué canción supone el cénit de Que vienen los grises. Y es que no se podría decir a ciencia cierta que hay un tema que rinda por encima del resto: el EP goza de un tono tan solvente como regular. Otro criterio, más típico, es la temática, pues el grupo toca temas tan dispares que también pueden decantar la balanza: la migración, la represión o los grupos tributo (viendo el leitmotive de Diversiones para lelas, hay hueco para el debate).

Finalmente, destacar el humor juguetón que propone la banda, que tira mucho de la actualidad y de la rutina, del día a día. Profundizando en ello, Vagos Permanentes busca reforzar ese carácter con la presencia de Mena de Manifa, el vocalista devenido ya en enfant terrible del punk.

Lo demás, es pura fiesta y juerga.

Vagos Permanentes Que vienen los grises

SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirnos en:

RockRock

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 09/01/2020 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: