ROCKTÁMBULO

Reflexión y documentación del rock en español.

Crítica ‘Circocracia’ [Sartenzao Cerebral]

Punk y algún toque de humor en el cuarto de Sartenazo cerebral, Circocracia.

Sartenazo Cerebral - CircocraciaSartenazo Cerebral publica su cuarto disco, Circocracia, mezclado y grabado en los estudios Itxura Records (Navarra) y masterizado en Mamia Mastering. La obra, con doce cortes, mantiene una línea continuista respecto de Ciudad Cloaca, con algunos añadidos.

Un disco con este nombre no podía empezar de otra manera que no fuese la melodía del circo. Estamos en la pista central de Sartenazo Cerebral. Enganchada a ésta tenemos un riff de transición al “vertedero” de la vida, donde está el corazón de Basuraleza. De la composición destacamos aquellos riffs que aparecen cuando Nieto, el vocalista, queda muteado. Éste, por su parte, muestra un estilo deslindado de la producción, y en su lugar los coros envuelven.

El ritmo machacón de Viaje con nosotros nos lleva directos a los años setenta, por las formas y por la letra, dado que, según la banda, ahora hay tanto terrorista como entonces: hace referencia a la acusación de tal delito a todo aquel que cante, cuente chistes o ponga en duda los parámetros del Estado. Claramente, es una referencia  a la ley mordaza y, de rebote, una defensa de la cultura.

Los discos de punk no son muy dados a las canciones sobre la fiesta más hedonista, pero Sartenazo Cerebral se lanzan a ello en La chumaera. La formación asturiana le confiere un rollito chistoso, casi cómico. Por el camino, regado con bien de líquido, conocemos el sinfín de fiestas populares repartidas por la geografía española. Como es obvio, si hay jarana y alcohol, hay “lo lo lo”.

Sartenazo Cerebral Banda

Charly, Rata, Nieto, Abel y Jorge // FOTO: Jose Antonio Fernandez – TheBoxFM.net

La cuarta pista, Farla amore, es una de las paradas obligatorias de Circocracia. Con ella nos alejamos del rictus de sonrisa, pero no de esa visión poco transitada del punk rock. Bajo una lírica que presenta a un personaje dado al vicio, que disfruta militando en el antisistema, se nos introduce en una canción romántica. Porque los punkis también tienen corazón, aunque ellos mismos crean que no.

Timocracia gira hacia el núcleo duro de la crítica política, cargando contra el concepto de democracia, y cómo ésta, en su falsa concepción actual, resulta contraproducente. La letra incurre en múltiples tópicos del género: trabajo de mierda, la dictadura, vivienda… Vale la pena hacer hincapié en el solista, que lima el perfil rutinario con un puente interesante.

Unos sinvergüenzas acojonantes se mantiene en la temática política, pero se abre geográficamente hasta llegar a Estados Unidos. Respecto a la pista anterior, pierde un poco de fuerza, pero gana relieve melódico. Las formas agudas del vocalista emparentan al grupo con Fe de Ratas, aunque Nieto no presenta tanta intensidad interpretativa como Maxi.La democracia vuelve a ser relevante en el discurso

Sartenazo Cerebral logo

Clic para acceder al Facebook del grupo

En Fueu nes barricaes, Sartenazo Cerebral tal vez muestra su vertiente más underground, básicamente en la estrofa; su faceta más embebida en el punk vasco de gaztetxe. Esa máscara estilística es perfecta para una letra que se centra (en asturiano) en las revueltas asturianas, con la imagen central de neumáticos ardiendo. El estribillo, de corte combativo, se convierte en la parte más amigable de sus dos minutos y medio. Una vez más, el solista vuelve a firmar un puente que sella las dos partes con firmeza.

Tal vez asista regresa al palo de la coña, pero en forma de azote con fusta contra los próximos al grupo (y los respectivos de cada banda). Con una melodía que tiende a aplanar el recorrido, las voces se tornan lo más importante, porque tenemos dos: la principal de Nieto y una secundaria que ejerce de contramelodía. Sartenazo Cerebral expone todas aquellas excusas de los “amigos” para no haber ido al concierto, y cabe reconocer que todo está perfectamente hilado.

La melodía de Ciudad sin ley sería como la de Tal vez asista si no fuese por el punteo que notamos en la estrofa y por el solo. Para dar entidad a la pista, tenemos a Morfi de La Banda Trapera del Río, que con un registro ronco le va muy bien al relato-descripción. Este nos sitúa al lado del cementerio, en una ciudad de periferia. Allí, jeringuillas, trapicheo, peleas, marcar territorio… una jaula; no obstante, se puede encontrar algo positivo: “No hay rey”.

Sartenazo Cerebral camisetaEn la estrofa de Fascismo del bueno, el frontman tiene una cadencia -ya se intuye en otros cortes- con la armonía justa, no así en el estribillo. Ahí tenemos un plus melódico importante, impuesto sobre todo por el coro. Sin embargo, lo mejor que nos deja la pista diez es el concepto del título (“fascismo del bueno”). Entre metáforas futbolísticas [el punto de origen es “extrema(o) derecha”], trata el blanqueamiento de ese tipo de partidos  y cómo se convierten en la solución de todos aquellos que quieren mantener los privilegios.

A un paso de cerrar Circocracia, encontramos la pieza más floja, La barbacoa, que aborda el hecho de que los terrenos forestales acaben ardiendo cada verano. Las cuerdas, con un sonido limpio, le confieren un recorrido veloz, que se acompasa a golpe de batería; por otro lado, pero en paralelo, el bajo da la réplica divergente, jugando a ser la otra cara de la moneda. Llegados al estribillo, le falta un poco de finura.

El rock and roll tierno de Elvis Presley, concretamente Can’t Help Falling in Love, toma forma en A tu salud. Aquí es una adaptación alegre y animada con la inestimable colaboración del icónico Manolo Kabezabolo, quien lanza el brindis final del compacto. Como guinda, despedida al ritmo de Tijuana Taxi, de Herb Alpert & Tijuana Brass.

La cuarta entrega de Sartenazo Cerebral no se desmarca en exceso del álbum anterior, pues asistimos a un compendio de punk sin complejos que se acerca a la crítica social y política, pero sí lo suficiente como para reconocer que las canciones de Circocracia lucen más redondas y rentan mejor, dejando incluso un par o tres de ideas que ayudan a dibujar un grupo con más presencia.

Descargar disco punk

Circocracia (2020)

1) Basuraleza 2) Viaje con nosotros 3) La chumaera 4) Farla amore 5) Timocracia 6) Unos sinvergüenzas acojonantes 7) Fueu nes barricaes 8) Tal vez asista 9) Ciudad sin ley 10) Fascismo del bueno 11) La barbacoa 12) A tu salud

SABICIO

Si te ha gustado, puedes seguirme en:

Rock

Rock

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 07/05/2020 por en Música, Reseña/Crítica y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: